Un mensaje especial para Ángela

Un mensaje especial para Ángela...

de sus amigas las sirenas.

Ángela, 9 años - Hematología.

Las sirenas tienen algo mágico. Ángela sueña con ellas. Se pregunta cómo serán, qué comerán, si tienen móvil o Tablet, si tienen pintura de caras y cómo se hacen esos collares tan chulos… y también se pregunta ¿Por qué no os podemos ver?

Durante mucho tiempo Ángela ha estado preparando su encuentro con las sirenas. Ella nos decía que su ilusión era subirse en un barco irse mar adentro para poder verlas y hablar con ellas. Sabía lo difícil que iba a ser pero estaba dispuesta a TODO por conseguirlo. Escribió cartas, les envió a las sirenas mensajes, comió todo lo necesario y lo más importante, nunca perdió su enorme sonrisa.

El tratamiento era duro y muy pesado y la doctora nos avisó que tendría que pasar bastante tiempo hasta que Ángela pudiera subirse en un barco para ir a alta mar. En aquel momento, Ángela era una pelona preciosa con unos ojos gigantes que te miraban fijamente para decir que esperaría lo que hiciera falta por ver a sus amigas las sirenas. Durante el tiempo de espera, las sirenas quisieron compartir con ella un momento muy especial… en tierra. Aquí podréis leer la maravillosa experiencia que vivió. De eso hace ya casi un año y ahora Ángela es una preciosidad con el cabello ondulado y … ¡con la misma mirada de ojos grandes! Que nos dice ilusionada que sí, que su doctora ya le ha dicho que puede salir en barco.

Ha pasado mucho tiempo y la ilusión sigue viva como el primer día. El trabajo y el esfuerzo que han realizado ha conseguido crear un fuerte vínculo entre ella y las sirenas. Sabe que tiene una cita pendiente y es lo que le ha motivado todo este tiempo. La ilusión ha sido su motor. A pesar de los altibajos médicos, su vitalidad, su convencimiento y su ilusión por conocer a sus amigas las sirenas, le han servido para que tanto ella como su familia siguiera mirando al futuro con optimismo.

Las sirenas habían preparado un encuentro muy especial en alta mar. El equipo de Tarragona Blau del Museo Marítimo de Tarragona salía de puerto con la familia al encuentro de Suriel, la sirena encargada de transmitir un importante mensaje a Angela. Situada en la proa del barco mirando al mar no se podía creer lo que estaba viendo. Sí. Era Suriel que le estaba dando mensajes positivos y pidiéndole que siguera comiendo mucho y leyendo, pero sobre todo, que nunca nunca deje de creer en las sirenas. Y para que siempre estuvieran unidas, Suriel le lanzó el collar que llevaba puesto. Angela se despidió de Suriel acariciando el collar y sabiendo que esto había sido el comienzo.

Gracias a Tarragona Blau, al Museo Marítimo de Tarragona, a Sirenas Mediterranean  Academy, Museo Marítimo de Barcelona y a nuestra voluntaria Patricia por vuestro compromiso e ilusión.

Niñas como

y su familia han hecho posible lo imposible gracias a personas como tú, que quieren ayudar y creen en la fuerza de la ilusión.

Hazte socio hoy y cambia vidas.

Niñas como

Ángela

y su familia han hecho posible lo imposible gracias a personas como tú, que quieren ayudar y creen en la fuerza de la ilusión.

Hazte socio hoy y cambia vidas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *