La princesa de los peces

"Quiero dar besos de pescadito a los peces que conoceré en el Aquàrium".

Romina, 3 años, Hematología

Romina es una pequeña de 3 años, pizpireta, parlanchina y sonriente. Ella y su familia vivían en Ecuador y vinieron a Barcelona en agosto del año pasado por un trasplante. Tuvieron que alargar su estancia por complicaciones médicas y, mientras el papá de Romina volvió a su país, la pequeña “princesa del mar” y su madre se quedaron para seguir con el tratamiento de Romina. Romina descubrió su fascinación por los peces gracias a los dibujos que había en las paredes del hospital Sant Pau. Y cuando nos conocimos, nos dijo que quería “dar besos de pescadito a los peces que conoceré en el Aquàrium”.

Su ilusión era de lo más especial y tenía que combinar tres elementos: los peces, las princesas y el color rosa. Romina trabajó mucho para convencer a las princesas y a los amigos del Aquarium para que la ayudarán a hacerla realidad. Durante el camino hacia su ilusión, nos ha transmitido esa alegría que la caracteriza y siempre lo ha dado todo para hacer unos “deberes” perfectos que enamoraron a voluntarios y mecenas.

Niñas como

Romina

han hecho posible lo imposible gracias a personas como tú, que quieren ayudar y creen en la fuerza de la ilusión.

Hazte socio hoy y cambia vidas.

Y llegó el día en el que “la princesa de los peces” y su madre experimentaron el poder de la ilusión: Una limusina completamente rosa las recogió y las llevó de paseo por la ciudad de Barcelona. El trayecto finalizó en el Hotel Princess, donde un príncipe esperaba a Romina para coronarla como la “Princesa de los Peces”.

Cuando una buena princesa visita a sus pececitos, debe ir vestida para la ocasión. Es por esto que el príncipe de Romina le regaló un vestido de gala, de color rosa, y una corona. ¡Romina ya estaba preparada para conocer a sus amigos los peces!

Nuestra pequeña disfrutó de una mañana inolvidable en L’Aquàrium Barcelona colores e incluso algún tiburón.
Romina y su madre disfrutaron juntas de un día de princesas: “Lo ha disfrutado Romina… y yo también. Hemos dejado atrás todo lo del hospital, ha sido espectacular. Lo mejor.”

¡Gracias por contagiarnos vuestra sonrisa y dejarnos ser parte de la coronación de la Princesa de los Peces!

Niñas como

Romina

y su familia han hecho posible lo imposible gracias a personas como tú, que quieren ayudar y creen en la fuerza de la ilusión.

Hazte socio hoy y cambia vidas.