Una sonrisa de color azul

Una sonrisa de color azul

Una guerrera de color azul y sus amigos del agua.

Carolina, 9 años

¿Os acordáis de Flipper? Fue quizá el delfín más famoso de la televisión, durante muchísimo tiempo, y con sus aventuras despertó la imaginación de millones de niños en todo el mundo que, quien sabe, si se ilusionaron también con poder tocar y acariciar a estos simpáticos animales.

A la protagonista de esta ilusión, Carolina, no le hizo falta ver la famosa serie para tener claro cuál era su ilusión. Ella lo supo desde que le regalaron un libro, leído ya una y mil veces, en el que aparecían casi todas las especies de animales, incluso los delfines. Lo aprendió todo sobre ellos. Incluso que duermen con un ojo abierto y otro cerrado, ¡para que no les cacen!

Y lo mejor era que mientras Carolina nos contaba todo lo que sabía sobre los delfines no paraba de sonreír.

Niñas como

Carolina

y su familia han hecho posible lo imposible gracias a personas como tú, que quieren ayudar y creen en la fuerza de la ilusión.

Hazte socio hoy y cambia vidas.

Nos dijo también que su color favorito es el azul. No podía ser otro. El del mar en el que se imaginaba  que viven sus animales favoritos. También nos dejó claro que ella era “más de castillos y dragones que de princesas” y por eso no nos quedó ninguna duda de que estábamos ante una pequeña guerrera, que iba a luchar con ganas para cumplir su ilusión. Ella misma nos aclaró que, en ocasiones, no podía jugar con los animales tanto como le gustaría. Y que según tenía las defensas, cuando sus padres la llevaban a alguna feria a la que había ido con sus padres, ella no podía coger “ni un pollito”.

Carolina comprendía que si quería alcanzar su ilusión había que esforzarse mucho, que debía estar fuerte para que los médicos le dieran su permiso y que tendría  que trabajar en sus deberes para poder reunirse con sus amigos marinos.

Cartas, dibujos, hacer caso de todo lo que le decían los médicos… Carolina puso todo su empeño. Y por fin, el esfuerzo y las ganas tuvieron su recompensa.

El día llegó y nuestra guerrera azul se reunió con sus amigos del agua. Todo lo que había esperado, acariciar y darle un besito a los delfines, tocar a los leones marinos, ver todos los espectáculos… se convirtieron en las vivencias de un día inundado de ilusión.

Se dice que los delfines saltan por encima de las olas para ir más rápido, porque están enamorados o para jugar entre ellos. En resumen, de felicidad. Es la misma felicidad que vimos en la sonrisa de Carolina, que permanecerá, imborrable, junto a unos recuerdos unidos al color azul que tanto le gusta y que la empujarán, más lejos, y más alto, para superar todos los retos. 

Niñas como

Carolina

y su familia han hecho posible lo imposible gracias a personas como tú, que quieren ayudar y creen en la fuerza de la ilusión.

Hazte socio hoy y cambia vidas.

La ilusión de un campeón

La ilusión de un campeón

"Soy un luchador nato. Si no lo fuera no estaría aquí".

Dani, 15 años

“No cuentes los días, haz que los días cuenten”. Una frase de toda una leyenda, Muhammad Ali. Pero la habitación de un hospital es uno de los “rings” más complicados que existen. Y es aún más difícil cuando eres un adolescente, que deberías estar disfrutando de una de las mejores etapas de tu vida y, sin embargo, te enfrentas a una enfermedad que pone en peligro tu vida, a tratamientos que te dejan exhausto, a las jornadas interminables en el hospital…

“Dani os necesita, es el momento de ayudarle a mirar hacia delante”. Es lo que nos dijeron los médicos que trataban a Dani, nuestro campeón de quince años. Él, un apasionado del boxeo, sabía que tenía que seguir adelante, luchar y seguir avanzando. Dani y su familia buscaban fuerzas para “noquear” la tristeza y recuperar la chispa de unos ojos azules que vuelven locas a las chicas. Una chispa que aumentó cuando le conocimos y comprendió que había muchísima gente dispuesta a ayudarle, a conseguir cumplir su ilusión, aunque la enfermedad estuviese dispuesta a ponérselo muy, muy complicado.

Niños como

Dani

y su familia han hecho posible lo imposible gracias a personas como tú, que quieren ayudar y creen en la fuerza de la ilusión.

Hazte socio hoy y cambia vidas.

¿Su máxima ilusión? Asistir a un combate profesional de boxeo. “Soy un luchador nato, si no lo fuera no estaría aquí”. Fue lo que nos dijo cuando supo que había una posibilidad de cumplir su ilusión. Todos nos pusimos en marcha, en una carrera contrarreloj ante el avance de la enfermedad. Solo con pensar que era posible, Dani volvía a sonreír y teníamos que conseguirlo. Nos sorprendimos con su coraje y su empeño en encontrarse mejor, para disfrutar esa ilusión que le daba sentido a su día a día. Todo se preparó en un tiempo récord y con el apoyo de los médicos, de su familia y de todos aquellos que se solidarizaron con la ilusión de Dani, nuestro campeón ganó el “round”.

Dani hasta se empeñó en viajar sin silla de ruedas, sus médicos estaban orgullosos y satisfechos por tanto esfuerzo. ¡Quería disfrutar al máximo de su ilusión y ver el combate ¡en Las Vegas!. Dani conoció a su boxeador favorito y gozó al máximo con una experiencia que le hizo olvidarse del dolor durante unos días increíbles, para él y su familia. Su equipo médico nos dijo: “Hace unas semanas, Dani se mantenía callado, nos giraba la cara. Al regresar… ha sido increíble. Solo tenía ganas de hablar, de enseñarnos las fotos, contarnos lo que había disfrutado… había sonrisas, esperanza, aceptación”.

Ahora sabemos que le queda el combate más difícil de todos. Pero lo que está claro es que, tanto él como su familia podrán encararlo con la mejor de las energías, la fuerza de la ilusión y de un recuerdo inolvidable.

Niños como

Dani

y su familia han hecho posible lo imposible gracias a personas como tú, que quieren ayudar y creen en la fuerza de la ilusión.

Hazte socio hoy y cambia vidas.

Ser un niño… otra vez

Ser un niño... otra vez

Ricard y su ilusión llena de fantasía

Ricard, 18 años

¿Recordáis ese hormigueo en el estómago antes de subiros a vuestra atracción favorita? ¿Las risas incontrolables en el autocar durante una excursión con el colegio o la felicidad al despertaros la mañana de Reyes?

Así es es la ilusión de un niño. Eléctrica, fascinante, mágica. La ilusión que, en algunos momentos, a Ricard le costaba mantener entre hospitales, medicinas y tratamientos. Sin embargo, incluso durante su enfermedad, Ricard también se esforzaba por seguir siendo un niño y guardar sus momentos en ese “almacén” de recuerdos felices que debería ser siempre la niñez.

Niños como

Ricard

y su familia han hecho posible lo imposible gracias a personas como tú, que quieren ayudar y creen en la fuerza de la ilusión.

Hazte socio hoy y cambia vidas.

Muchos de ellos estaban relacionados con Mickey, Donald y todos los personajes que dieron vida a sus sueños infantiles. Por eso, cuando le preguntamos por su ilusión no dudó: viajar al mundo de la fantasía y, junto a su familia, recuperar la sonrisa de un niño. Y es que Ricard sabía que la mayor ilusión es aquella que puede ser compartida. Y estaba decidido a esforzarse al máximo para enseñarle el castillo de las princesas Disney a su hermana pequeña, subirse a las atracciones con su hermana mayor y, sobre todo, que todos disfrutasen como niños durante unos días inolvidables para toda la familia.

La verdad es que el trabajo de la familia para conseguir hacer realidad esta ilusión nos dejó impresionados

Dibujos, un cojín con el nombre de la familia, pulseras para las azafatas del avión, un parchís de princesas con castillo incluido y hasta una caja de costura “vintage”. ¿Y lo mejor de todo?

Que como ellos mismos nos confesaron tenían claro que querían hacer algo juntos, porque todos iban a trabajar y disfrutar con la ilusión de Ricard.

Y así fue durante todo el “viaje” de la ilusión. En la planificación, en los deberes y, como no, el día en que por fin se hizo realidad. Todos habían aportado su grano de arena y pudieron disfrutar de lo lindo, volviendo a recuperar la felicidad de un niño. Así fue como tras el viaje al mundo de Mickey, Pluto y Donald, la mochila de “recuerdos” se llenó otra vez de risas, fantasía y sobre todo ilusión. Un equipaje rebosante de experiencias felices que Ricard y su familia llevarán siempre consigo de ahora en adelante.

Niños como

Ricard

y su familia han hecho posible lo imposible gracias a personas como tú, que quieren ayudar y creen en la fuerza de la ilusión.

Hazte socio hoy y cambia vidas.

Una ilusión “bestial”

Una ilusión “bestial”

La adiestradora de perros más querida

María, 11 años

¿Os suenan Rex, Lassie o Scooby Doo? La ilusión de María tiene mucho que ver con ellos y con una de nuestras mascotas preferidas: los perros.

A María le gustan muchas cosas. El fútbol y el Real Madrid; Nogales, su pueblo; dar paseos con sus padres… pero sobre todo le encantan los animales. Y lo tiene claro: de mayor quiere ser veterinaria. Sabe que si lo consigue en su consulta deberá atender gatos, tortugas, canarios… Pero ella, así, de buenas a primeras, tiene una preferencia. Sus favoritos, sin duda, son los perros. Y la verdad es que, cuando la conocimos, no costó demasiado darnos cuenta de que esta ilusión iba a ser “bestial”, peluda y con cuatro patas.

Niñas como

María

y su familia han hecho posible lo imposible gracias a personas como tú, que quieren ayudar y creen en la fuerza de la ilusión.

Hazte socio hoy y cambia vidas.

Eso sí, María sabe que a nuestras mascotas también hay que educarlas. Y no es una tarea fácil enseñarles a no ladrar las 24 horas del día, a obedecernos cuando les pedimos que se sienten, se tumben o nos devuelvan la pelota… Ella también tenía un perrito, Brus, que fue una de las “inspiraciones” de su ilusión. Y sabe lo complicado que es conseguir que un cachorro travieso te haga caso. Para eso existen las escuelas de perros. Desde el primer momento María tuvo claro que su ilusión era visitar una y ser, por un día, adiestradora de nuestros amigos peludos. Porque le apasionan los perros, porque son sus animales favoritos y… porque adiestrarlos, según nos contó, es también una manera de ayudar a la gente y eso, a ella, es otra de las cosas que la hacen sonreír.

Con muchas ganas e involucrando a toda su familia, María se puso manos a la obra para conseguir hacer realidad su ilusión. Junto a sus padres y sus hermanos idearon todo un calendario de deberes de lo más variado. María prometió que iba a beber más agua al día e incluso haría un calendario semanal para demostrarlo. Entre todos grabaron un video de presentación donde María dejaba claro lo que le gustan los perros e incluso nos enviaron dibujos y estrellas de papel, cocinaron galletas de la ilusión e hicieron un mural con fotos y detalles de las razas preferidas de María: el perro lobo y el labrador. 

Y claro, todo este esfuerzo tuvo la recompensa que María esperaba. Llegó el día de convertirse en una adiestradora de perros. Y lo mejor es quien iba a ayudarla a conseguirlo. Borja Capponi, el educador canino que presenta el programa “Malas Pulgas”. María vivió su ilusión junto a su familia, Borja y… 25 perros y una cerdita, Bolita. Aprendió algunos trucos indispensables para educar a nuestras mascotas, observó cómo se comportan y qué hacer para corregirlos. Y disfrutó escuchando los consejos de Borja para solucionar los problemas de conducta de nuestros amigos de cuatro patas.

Niñas como

María

y su familia han hecho posible lo imposible gracias a personas como tú, que quieren ayudar y creen en la fuerza de la ilusión.

Hazte socio hoy y cambia vidas.

New York, una ilusión

New York una ilusión

"Mi ilusión es conocer la ciudad de Nueva York."

Pau, 10 años

Existen héroes con multitud de capacidades y cualidades: héroes capaces de volar con sus capas y salvar a la humanidad; héroes capaces de trepar por las paredes; héroes con una fuerza sobrehumana; héroes rápidos y veloces como rayos. Pero además, existen otra variedad de héroes: éstos no poseen ningún poder sobrehumano, más bien al contrario. Son héroes capaces de superar obstáculos, baches, miedos e incertezas sin dejar nunca de luchar y con una sonrisa en la cara, héroes con atributos tan humanos como la bondad, la capacidad de agradecer y la fuerza interior. Pau es uno de ellos.

Pau es un valiente de 10 años que a pesar de vivir momentos difíciles, tiene siempre guardada una sonrisa para todo aquel que la necesite, es un niño sensible que enamora a todo aquél que tenga a su lado.

Niños como

Pau

y su familia han hecho posible lo imposible gracias a personas como tú, que quieren ayudar y creen en la fuerza de la ilusión.

Hazte socio hoy y cambia vidas.

Para Pau y su familia, nada ha sido fácil desde que llegó su enfermedad: para ellos fue un reto intentar superarla y luchar por seguir adelante. A veces los grandes héroes también pasan miedo pero no hay mayor valor que el de querer superarlo.

Pau llegó a la fundación cargado de ganas de esforzarse y trabajar. Y de la misma forma llegó también cargado de ilusión: él quería visitar Nueva York, la ciudad de los rascacielos dónde todos sus personajes de películas preferidas trepaban, volaban o paseaban tranquilamente.

Pau quería visitar todos y cada uno de los rincones de esa enorme ciudad, y ni tan sólo una grave enfermedad sería capaz de pararle. Mientras hubiera ilusión, los villanos quedaban atrás.

Así fue como le dijimos que para hacerlo realidad debía trabajar en su ilusión y junto con su familia, con quien forma una maravillosa piña, debían permanecer unidos y trabajar en la ilusión, transformando cada hora de miedo y fatiga por un día de esperanza y alegría. 

Toda la familia se volcó en la ilusión de Pau. Juntos en familia, crearon maquetas, organizaron la ruta por la ciudad que nunca duerme, escribieron preciosas y emotivas cartas e incluso construyeron un enorme avión para la compañía aérea que les llevaría a su destino.

Tras cada encuentro con ellos, se notaba cómo crecía su fuerza.

Tenían un motivo por el que luchar juntos y sacar del pequeño Pau lo mejor de él.

Pau quizás no tenía una capa enorme para volar como algunos superhéroes, pero sí la fuerza y energía para compartir su ilusión con todos a su alrededor para tejer poco a poco los hilos que le llevaron a la ciudad de los rascacielos.

Tras regresar de su ilusión nos contaban la extraordinaria fuerza de Pau. Creían que nada de eso podía ser real, pero lo fue, igual de real cómo la fuerza y valentía de este pequeño héroe.

Gracias a Iberia, a Make-A-Wish New York y en especial a la Fundación Inocente Inocente cuyo compromiso ha hecho posible esta ilusion.

Niños como

Pau

y su familia han hecho posible lo imposible gracias a personas como tú, que quieren ayudar y creen en la fuerza de la ilusión.

Hazte socio hoy y cambia vidas.

Conocer a Justin Bieber e ir a su próximo concierto en Barcelona

Justin Bieber​ volvió realidad su ilusión

Paula conquistó el corazón del famoso cantante

Paula, 14 años - Hematología

A Paula le encanta escuchar música y bailar, pero…

¡¡cuando escucha a Justin Bieber es especial!!

La sonrisa que se dibuja en su cara es algo indescriptible. Su color favorito es el morado, el mismo que el de Justin. Su habitación del hospital y la de casa están decoradas con posters de su ídolo musical… Su ilusión: asistir a un concierto de Justin, su sueño sería conocerle… pero de momento no puede ir a sitios públicos. Esta es Paula, y así nos la presenta su madre cuando contacta con la Fundación. Son de Jaén y nos han conocido a través del personal del hospital donde le están tratando, que les han animado a que nos llamaran porque saben el efecto positivo que tendrá en su enfermedad hacer realidad su ilusión, y trabajar por alcanzarla.

La primera vez quedamos con Paula para conocernos a través de Skype. Está nerviosa, y decidida a hacer todo lo que sea necesario para conseguir hacer realidad su ilusión: “igual que ha hecho él, quiero cumplir mi ilusión. Y la mía es conocerle”. Sabe que es algo muy complicado: “Hay más de 17 millones de personas que quieren conocerle y yo soy una más entre ellas.” No hay nada que le ilusione tanto, así que tenemos un gran reto por delante. Nuestros amigos de HARD ROCK CAFE MADRID quieren compartir con Paula su ilusión y nos ponen en contacto con Dani, de DOCTOR MUSIC FESTIVAL. En un par de meses Justin Bieber dará un concierto en Madrid y vamos a trabajar todos juntos para que Paula pueda asistir.

Conociendo la fecha del concierto contactamos de nuevo con su doctora y nos da muy buenas noticias:

¡Paula podrá asistir! No hay ningún inconveniente médico para que no pueda llevar a cabo su ilusión. ¡Bien!

Niñas como

Paula

y su familia han hecho posible lo imposible gracias a personas como tú, que quieren ayudar y creen en la fuerza de la ilusión.

Hazte socio hoy y cambia vidas.

Cuando se lo contamos a Paula, se le caen las lágrimas de la emoción. Le hablamos de HARD ROCK CAFE MADRID y de Dani, le contamos que su médico no ha puesto inconveniente y que tenemos que trabajar mucho para conseguirlo. Dani, de Doctor Music Festival, está muy involucrado en la ilusión de Paula y no sólo le tiene reservado un sitio muy especial en el concierto, donde quede garantizada su seguridad, sino que además ¡podrá acceder a la zona VIP y hacerse una foto junto a su ídolo! Es extraordinaria la fuerza que tiene una ilusión infantil. 

Y llegó el día. Paula llega a Madrid por la mañana, nerviosísima pero preparada para vivir su ilusión. NH HOTELES también ha querido compartir su ilusión y le prepara una bienvenida con una gran sorpresa: le han preparado un bizcocho de chocolate con los nombres de Justin Bieber y Paula. Todos se suman al equipo de ilusión de Paula para que jamás olvide lo importante que es luchar por las ilusiones. En HARD ROCK CAFE MADRID le esperan para compartir con ella los momentos previos al concierto, y Paula les lleva un pequeño detalle que había preparado como muestra de su gratitud. Llega el momento de vestirse con su gorro morado y su camisa morada para salir al encuentro de Dani, que tiene todo preparado para acompañar a Paula en su ilusión. Paula tiembla de emoción, no se puede creer lo que está sucediendo. Está impresionada con la cantidad de personas que han querido apoyarle en su ilusión, sabe que sin ellas nada habría sido posible. Llegó su momento, una puerta se abre y allí está, Justin Bieber minutos antes del concierto esperando para fotografiarse con los asistentes VIP y Paula, era una de ellas. 

Un momento de gloria que perdurará para siempre en su
memoria y en la fotografía que guarda como un tesoro.

“Lo he conseguido. He podido
estar a su lado, tocarle, olerle.
Es increíble. Gracias, gracias,
gracias”

¡Y todavía quedaba por delante un concierto! Dani acompañó a Paula y su familia a un sitio muy especial donde pudo cantar, bailar y disfrutar con su ídolo musical. Gracias HARD ROCK CAFE MADRID, DOCTOR MUSIC FESTIVAL, NH HOTELES y a todas las personas que, con vuestro apoyo y generosidad, conseguís que una pequeña princesa recupere la esperanza en que todo es posible.

Niñas como

Paula

y su familia han hecho posible lo imposible gracias a personas como tú, que quieren ayudar y creen en la fuerza de la ilusión.

Hazte socio hoy y cambia vidas.

Irene presenta su disco en Las Mañanas KISS

Irene y su disco en Las Mañanas KISS

Make-A-Wish es el nombre de su album debut

Irene, 10 años - Hematología

¿Qué pasaría si un día os despertaseis siendo el artista revelación del momento? Irene, la pequeña cántabra de mejillas sonrosadas y carita de ángel tiene la respuesta a esa pregunta. Quedaos bien con ese nombre porque es probable que dentro de unos años esos enormes ojos ocupen las portadas de las revistas más importantes y sea prácticamente imposible encender la radio sin escuchar su dulce voz.

Porque Irene, con tan solo diez años, ya ha sido presentada como estrella del pop en una de las emisoras más escuchadas de España: Kiss FM.

La pequeña derrocha arte pero eso no era suficiente para hacer realidad su ilusión. Antes de entrar por la puerta de la emisora tenía que hacer frente a uno de los mayores retos con los que se ha encontrado: impresionar a los presentadores de su programa favorito, Las Mañanas Kiss: Marta Ferrer, Alfredo Arense y Cristina Lasvignes.

Niñas como

Irene

y su familia han hecho posible lo imposible gracias a personas como tú, que quieren ayudar y creen en la fuerza de la ilusión.

Hazte socio hoy y cambia vidas.

¿Cómo? Presentando su propio disco.

Irene adora cantar, bailar y por supuesto, escuchar la radio pero de disfrutar del trabajo de otros a meterse en la piel de una artista hay un camino repleto de esfuerzo.

La música está presente en los buenos y, lamentablemente, malos momentos. Irene acude al hospital con frecuencia pero esto no es nada comparado con las ganas que tiene de comerse el mundo y colocarse en los puestos más altos de las listas. Su despertador es la música y su sueño, ser cantante.

Gracias a sus ganas de autosuperación la barrera entre ilusión y realidad ha desaparecido, pues entre soñar lo que uno hace y hacer lo que uno sueña hay un trecho. Su álbum debut se llama Make A Wish y el single que lo presenta, Viva Kiss. Si un día Irene gana un Grammy es seguro que en su discurso de agradecimiento mencionará el porqué de ambos títulos.

Se nos conoce por nuestros actos y ella es una artista de verdad. Si un día Irene se alza con el galardón, se acordará de ese día en el que, siendo niña, recuperó su ilusión por la música, más poderosa que cualquier medicamento, capaz de reducir a cenizas todos los obstáculos que se le han presentado.

Música, Ilusión y en el centro, ella, con un micrófono y el relucir de los focos en sus ojos. Después de tanto trabajo y ver cumplida su ilusión la madre de Irene agradeció el esfuerzo de Kiss FM, Marta Ferrer, Alfredo Arense, Cristina Lasvignes, la Fundación Make-A-Wish Spain, el Hotel de las Letras y el Restaurante Botín con estas palabras: “ojalá que la enfermedad de Irene no vuelva a su vida pero si así fuera ha aprendido una valiosa lección que le servirá para superar todos los obstáculos que se le presenten”.

Gracias a … mejor que os lo cuente ella ¿verdad? Leed el poema que ha hecho agradeciendo a Kiss FM, al Hotel de las Letras, a Delicias Le Car, al Restaurante Botín y a todos los empleados de Bankia que con su esfuerzo e ilusión lo han hecho posible.

Además de cantar, también es poetisa… ¡Enhorabuena Irene!

Niñas como

Irene

y su familia han hecho posible lo imposible gracias a personas como tú, que quieren ayudar y creen en la fuerza de la ilusión.

Hazte socio hoy y cambia vidas.

Construyendo una ilusión

Construyendo una ilusión

No hay barreras para el poder de la ilusión.

Berta, 10 años

Berta es una niña muy tímida a la que cuesta mucho sacarle las palabras. Pero es constante y tiene las cosas claras desde el primer momento. Nos lo demostró en el primer encuentro que tuvimos con ella. Hablaba muy bajito, pero poco a poco, y con la ayuda de su familia pudimos conocerla un poco mejor hasta descubrir qué es lo que le mueve por dentro, cual es esa ilusión.

Niñas como

Berta

y su familia han hecho posible lo imposible gracias a personas como tú, que quieren ayudar y creen en la fuerza de la ilusión.

Hazte socio hoy y cambia vidas.

A Berta le encantan los perros, los espaguetti carbonara que hace su padre, el color lila y es una fanática de las series de Disney Channel (¡se las conoce todas!). Es una crack y una apasionada de la manualidades, domina a la perfección el barro y la GomaEva. Pero lo que más le apasiona es hacer construcciones con Lego. Con esas pequeñas piezas deja volar su imaginación para crear con sus propias manos diferentes figuras y formas. Ella sabe que hay un parque con figuras gigantes de Lego y le encantaría conocerlo… le encantaría visitar Legoland.

Esta pequeña increíble se puso a trabajar enseguida para demostrar que no hay barreras cuando se tiene una ilusión. Y no dudó en implicar no sólo a su familia, sino a todos los compañeros del taller al que asiste como actividad extraescolar, para sorprendernos con una réplica exacta de la puerta de Legoland hecha con GomaEva y en el que, además de un muñeco que representa a Berta, estaba  uno de los personajes de la película “Lego”.

Niñas como

Berta

y su familia han hecho posible lo imposible gracias a personas como tú, que quieren ayudar y creen en la fuerza de la ilusión.

Hazte socio hoy y cambia vidas.

Glamour e ilusión en el plató

Glamour e ilusión en el plató

Judith y la ventana a un mundo de evasión.

Judith, 13 AÑOS

Judith es una princesa de 13 años que nos tiene el corazón robado con su sonrisa y su mirada. Hace tiempo que está entre hospitales y los médicos y las enfermeras no dejan de hablarnos de ella. En unos meses Judith se someterá a una intervención complicada y la doctora que le trata quiere que esté lo más arriba posible de ánimo, por ese motivo, no duda en ponerse en contacto con nosotros para decirnos que teníamos exactamente un par de meses para poner a Judith en lo más alto de su ánimo y energía… por supuesto, ayudándola a hacer realidad su ilusión.

Niñas como

Judith

y su familia han hecho posible lo imposible gracias a personas como tú, que quieren ayudar y creen en la fuerza de la ilusión.

Hazte socio hoy y cambia vidas.

Judith como buena adolescente, le encantan todos los programas que salen los chicos guapos y “cachas” como ella dice… pero el que más le gusta y que le encantaría poder visitar y conocerlo bien de cerca es el programa “Hombres y Mujeres y Viceversa.” Todos nos quedamos atónitos… y su madre nos cuenta… es que no se pierde uno!! Así que manos a la obra. Judith por su lado tenía que escribir una carta a la productora del programa diciéndole porqué le gustaba tanto su programa y ya os podéis imaginar cuál fue la respuesta… “porque me olvido que estoy entre cuatro paredes del hospital, porque me hace soñar y vivir aventuras

Con semejante argumento, la productora se rindió a los encantos de Judith quienes prepararon un encuentro muy especial de Judith con todos los invitados e incluso la propia presentadora quiso compartir con ella su ilusión.

Niñas como

Judith

y su familia han hecho posible lo imposible gracias a personas como tú, que quieren ayudar y creen en la fuerza de la ilusión.

Hazte socio hoy y cambia vidas.

Una ilusión sin necesidad de palabras

UNA ILUSIÓN SIN NECESIDAD DE PALABRAS

En un mundo donde todo es posible.

Emily, 6 AÑOS

“Mi ilusión es ir a Give Kids The World Village para tener el mundo en mis manos.”

La pequeña Emily tiene dificultad para comunicarse con su entorno, pero eso no le hace perder la ilusión ni encontrar su propia forma de demostrárnoslo.

 Cuando la conocimos, nos enseñaba en su tablet, especialmente adaptada para ella, las imágenes de un lugar muy especial y mágico en el que ella podía tener el mundo en sus manos, tener su nombre en las estrellas, desayunar helado y que el alcalde Clayton, un conejo gigante vestido de chaqueta, le visitara por las noches para desearte felices sueños.

Niñas como

Emily

y su familia han hecho posible lo imposible gracias a personas como tú, que quieren ayudar y creen en la fuerza de la ilusión.

Hazte socio hoy y cambia vidas.

Era realmente increíble cómo nos transmitía su ilusión sin necesidad de palabras. Ella sabía bien cómo se llamaba este sitio… Give Kids The World Village. Una aldea cerca de los parques de Disney donde vivir una experiencia única y, como ella le ilusiona… tener el mundo en sus manos.

Junto a sus padres y su inseparable hermana comenzaron a trabajar en su ilusión y nos desbordaron de preciosos dibujos y creaciones. Una libreta enorme en el que Emily quería ayudar en todo lo que podía y estampaba sus manitas y sus pies, formando extraordinarios dibujos y formas.

En una de las láminas, podíamos leer la frase: “Mis pies son pequeños pero mi ilusión es grande. Ningún pie es demasiado pequeño para dejar huella en el mundo.” Y es que Emily es así, una pequeña que no deja indiferente a nadie. Una conquistadora de corazones que con su enorme sonrisa nos demuestra su fuerza y valentía.

Emily participó en todos los deberes de ilusión que ideaban en familia: videos, dibujos, manualidades. Su amigo el alcalde Clayton estaba esperándola y haría todo lo posible para poder estar cerca de él.

Y llegó el día en el que Emily, junto a su hermana y sus padres, perfectamente ataviados con la gorra y camiseta de Make-A-Wish Spain, tomaron rumbo a su ilusión dejando atrás preocupaciones y rutinas.

Era el momento de disfrutar, juntos en familia, de la experiencia única e inolvidable que proporciona alcanzar la ilusión por la que has trabajado.

Nada más llegar a Give Kids The World, quisieron compartir con nosotros la imagen en la puerta del Village con un gran cartel en el que ponía “GRACIAS Make-A-Wish Spain”. Misión cumplida! Emily desayunó helado, tiene su estrella en el cielo y pudo disfrutar de la compañía del alcalde Clayton y de su esposa… todos los días!

Pero lo más importante de todo nos lo cuenta la mamá de Emily en un mail que recibimos días después de su regreso de la ilusión:

“…. Emily ha progresado durante esta semana en todos los aspectos. Algo tan sencillo como estar en las actividades y aplaudiendo como los demás es un mundo para una niña que tenía pánico al escuchar a tanta gente aplaudir antes de ir allí. Emily no habla pero esta semana no nos habría sorprendido si hubiera empezado. Por desgracia las enfermedades de Emily son genéticas pero si existiera algún sitio que podría curar a un niño enfermo es sin duda GKTW! .”

Y es gracias a Give Kids The World, a IBERIA, a Visionlab y a todas las personas que con su generosidad ha ayudado a que nuestra pequeña viaje al país donde puedes tener el mundo en tus manos y dejarnos a todos una huella imborrable de esfuerzo y superación.

.

Niñas como

Emily

y su familia han hecho posible lo imposible gracias a personas como tú, que quieren ayudar y creen en la fuerza de la ilusión.

Hazte socio hoy y cambia vidas.