Construir un mundo donde todo es posible

Construir un mundo donde todo es posible

Timothy y su pasión por Legoland

Timothy, 9 años - Oncología

“Hola, me llamo Timothy y tengo 9 años. A mi familia y a mí nos gusta viajar, hacer deporte… ¡y a mi hermano y a mí nos encanta LEGO! El año pasado me diagnosticaron una enfermedad oncológica y jugar con las piezas LEGO me ayuda cuando no puedo ir a clase, cuando me someto a mi tratamiento…”

Así se presentó Timothy. Un niño que nos comunico su ilusión a través de sus fotos jugando con LEGO. A causa de su enfermedad, Timothy ha estado largas temporadas ingresado en el hospital y una de las cosas que más le han ayudado a evadirse han sido las piezas de LEGO, que le permitían formar, desde cero, un mundo en el que todo es posible.

Su mayor ilusión no podía ser otra que viajar a un universo construido de piezas LEGO… ¡LEGOLAND BILLUND! Siempre de la mano, por supuesto, de su hermano Kenji, con quien comparte su gran afición.

Timothy trabajó su ilusión y, pieza a pieza, esta fue cogiendo forma. Para demostrar sus ganas de conocer  LEGOLAND BILLUND, ¡Timothy construyó el logo de Make-A-Wish con piezas LEGO! Además, nos preparó un vídeo increíble con fotos de él y su familia, donde Timothy posaba feliz con todas sus construcciones.

El viaje a LEGOLAND fue perfecto. La familia disfrutó muchísimo y pudimos ver un gran cambio en este pequeño “constructor”, que se mostraba más alegre y relajado a medida que se acercaba su ilusión y la visita a LEGO. Fueron unos días que les permitieron hacer un paréntesis en la vida del hospital. La familia volvió de la ilusión con mucha energía y con las baterías recargadas de esperanza en el futuro.

Además, volvieron con un montón de construcciones LEGO nuevas, con diseños aún más difíciles. ¡Un nuevo reto que estamos convencidos de que Timothy y Kenji superarán a la perfección!

Niños como

Timothy

y su familia han hecho posible lo imposible gracias a personas como tú, que quieren ayudar y creen en la fuerza de la ilusión.

Hazte socio hoy y cambia vidas.

Niños como

Timothy

y su familia han hecho posible lo imposible gracias a personas como tú, que quieren ayudar y creen en la fuerza de la ilusión.

Hazte socio hoy y cambia vidas.

“Un pelo muy largo y mágico, que cura”

"Un pelo muy largo y mágico, que cura"

Valeria tiene una ilusión: ¡conocer a Rapunzel!

Valeria, 5 años - Cardiología

A Valeria le gustan mucho la pizza y los macarrones y jugar en el colegio a “piedra, papel, tijera”. Pero lo que más le gusta es ¡el mundo de las princesas! Es presumida, le encantan rosa y el lila y su princesa favorita es Rapunzel porque tiene un pelo muy largo y mágico, que cura”. ¿Su ilusión? La tenía muy clara desde el principio…

¡CONOCER A TODAS LAS PRINCESAS Y SOBRE TODO A… RAPUNZEL!

Desde el minuto uno, Valeria estaba dispuesta a esforzarse por conocerlas. Y es que ella, aunque es muy pequeñita, sabe lo que es luchar y seguir adelante. Con solo cinco años ha pasado ya por cuatro operaciones de corazón, la primera nada más nacer. “Yo voy al doctor para que me ponga una tirita en el corazón. Él abre mi cremallera, pone la tirita y la cierra”.

Valeria trabajó mucho en sus deberes y nos hizo un castillo de princesa y unos dibujos muy bonitos de Bella, La Sirenita y, por supuesto, de Rapunzel. También le entregamos una trenza rubia a Valeria a medio hacer, para que la pequeña la acabara y adornara. Durante los casi tres meses que estuvo trabajando, Valeria se llenó de energía y esperanza. Ganó confianza en sí misma y ahuyentó sus miedos. Se dio cuenta de que, con un gran equipo a su lado, su familia, papá, mamá y, sobre todo, su inseparable hermanita Ivette, era capaz de todo. ¡Juntos iban a llegar muy lejos!

Con tanto esfuerzo y trabajo la ilusión estaba muy cerca… y Valeria pudo conocer a Rapunzel, preguntarle todos los secretos de su largo y mágico cabello y conocer el lugar donde viven todas las princesas. Ivette y Valeria fueron dos pequeñas princesas viviendo en el mundo más mágico. Se vistieron como ellas, se peinaron igual y disfrutaron de la magia de pasear por su castillo.
Para ellas fueron unos días inolvidables. Ruth, la mamá de Valeria, nos resumió su ilusión con una frase de Walt Disney: “No duermas para descansar, duerme para soñar. Porque los sueños están para cumplirse”.

Niñas como

Valeria

y su familia han hecho posible lo imposible gracias a personas como tú, que quieren ayudar y creen en la fuerza de la ilusión.

Hazte socio hoy y cambia vidas.

Niñas como

Valeria

y su familia han hecho posible lo imposible gracias a personas como tú, que quieren ayudar y creen en la fuerza de la ilusión.

Hazte socio hoy y cambia vidas.

Una cita con las sirenas

Una cita con las sirenas

Ángela coge fuerzas para conocer a sus amigas

Ángela, 8 años - Hematología

Ángela es una pequeña muy especial que, desde el primer momento, nos demostró lo mucho que le gustan las sirenas. Lo sabe todo sobre ellas: ve vídeos de sus amigas y sabe cómo se mueven, se comunican y muchas curiosidades relacionadas con el fondo marino. Ángela nos describió su ilusión: “¡meterme en un barco, ir muy lejos, muy profundo, en el mar y… ver sirenas!”

Le explicamos a Ángela que nosotros somos simples mensajeros entre ella y las sirenas y que era ella quien, con su trabajo diario, se ganaría su confianza para conocerlas. Ángela se está esforzando mucho y comer más forma parte de sus deberes. Pero está en pleno tratamiento y no se podía poner fecha para su ilusión, todavía… Así que las sirenas decidieron prepararle una mañana muy especial para animarla y darle energías para que vaya pronto a visitarlas.

La cita para darle a Ángela y su familia un impulso de vitaminas de ilusión tuvo lugar en un entorno mágico: el Hotel Catalonia Magdelenes, decorado por Party Fiesta que le dio un toque aún más marino, acorde con las sirenas. Allí, Ángela pudo conocer a una entrenadora de sirenas, que le enseñó cómo se mueven sus amigas en el agua. Además recibió una cola de sirena, diseñada en exclusiva para ella por Lorena Panea. Un “traje” ideal que podrá llevar el día que conozca a sus amigas y que, le recordará que ese momento está, cada vez, más cerca.

Las palabras de Raquel, la madre de Ángela, son el mejor testimonio de una mañana llena de emociones: “Ha sido una experiencia chulísima porque le ha dado a Ángela unas ganas hacer cosas, de trabajar, que nos ha implicado a todos. Hemos cocinado para sirenas, hemos hecho de todo para las sirenas. Ella ha estado muy emocionada haciendo canciones, menús… de todo. Ver la cara de Ángela, la emoción, que esta noche no ha dormido pensando que iba a conocer a las sirenas… ha sido fantástico.”

Niñas como

Ángela

y su familia han hecho posible lo imposible gracias a personas como tú, que quieren ayudar y creen en la fuerza de la ilusión.

Hazte socio hoy y cambia vidas.

Niñas como

Ángela

y su familia han hecho posible lo imposible gracias a personas como tú, que quieren ayudar y creen en la fuerza de la ilusión.

Hazte socio hoy y cambia vidas.

Abrazando a Woody

Abrazando a Woody

Pablo cumple su ilusión y conoce a sus personajes favoritos de Toy Story

Pablo, 5 años - Oncología

Pablo es un pequeño de 5 años muy abierto y participativo. Le encanta el futbol y jugar con su hermano Antonio, al que está muy unido y en quien se apoya en los momentos más duros de su enfermedad oncológica.

Cuando le explicamos el proceso de la ilusión mostró mucho interés y no perdía detalle. Después de pensar en todas sus cosas favoritas, Pablo descubrió aquello que más ilusión le hacía: ¡conocer a Woody de Toy Story junto a su hermano! ¿Y qué mejor sitio para hacerlo que en Disneyland París?

Desde el momento en que Pablo tuvo clara su ilusión, tanto él como su familia se pusieron manos a la obra para demostrar lo mucho que querían conocer a Woody y prepararon deberes increíbles. “Pablo está emocionado y tachando los días en el calendario”, nos contó su madre. Estos deberes hechos con todo su cariño fueron suficientes para convencer a Woody… ¡La familia pasaría unos días de magia en Disneyland París!

En Disneyland pudieron conocer a Woody, Mickey y a todas las princesas. ¡Lo pasaron tan bien que no querían volver!

A la vuelta, Pablo nos contó todo sobre su experiencia conociendo a Woody. Además, nos habló de su atracción favorita… ¡la de Buzz Lightyear! “Pude derrotar al malvado Zurgh con mi pistola laser”, nos contó.

Julia, la madre de Pablo, nos definió cómo vivieron la experiencia: “todo muy bien, súper bien, impresionante. Ha sido inolvidable, todo genial.” Y el mejor resumen vino unos días más tarde cuando, en el colegio: “Pablo tenía que leer una frase y reflexionar sobre ella, para hacer un dibujo. Él, en cuanto la leyó, le dijo a su profe “eso es lo que hace Make-A-Wish…”. 

Niños como

Pablo

y su familia han hecho posible lo imposible gracias a personas como tú, que quieren ayudar y creen en la fuerza de la ilusión.

Hazte socio hoy y cambia vidas.

Niños como

Pablo

y su familia han hecho posible lo imposible gracias a personas como tú, que quieren ayudar y creen en la fuerza de la ilusión.

Hazte socio hoy y cambia vidas.

Ian y Mickey: siempre amigos

Ian y Mickey: siempre amigos

Ian y su familia conocen al ratón más famoso de Disney

Ian, 3 años - Cardiología

Ian tiene un personaje favorito de Disney: Mickey Mouse. Mickey le ha acompañado durante toda la vida y su ilusión era conocer a su gran amigo. Sus padres, Alexia y Pablo, nos cuentan cómo han vivido la aventura de la ilusión en familia:

“Nos pusimos en contacto con Make-A-Wish Spain un poco incrédulos. Habíamos oído que provocaban ilusión en niños enfermos y decidimos emprender juntos la posibilidad de ir a conocer a Mickey Mouse a Disneyland. Y menos mal que lo hicimos… En Make-A-Wish trabajan muchas personas, que como una cadena de montaje van organizándose hasta que juntos llegamos a la meta de la ilusión.

La decisión de contactar con la fundación venía motivada por muchas visitas al hospital y por las ganas de escapar de esa rutina. Además, gracias al proceso de la ilusión, Ian ha avanzado mucho respecto a los obstáculos que le ha puesto su enfermedad por el camino. Ian tiene una cardiopatía congénita y, a su vez, un retraso madurativo (no habla, tiene hipotonía en sus músculos, le cuesta prestar atención…). La ilusión le ha servido para superar sus carencias y avanzar en sus logros. Intentaba pronunciar los nombres de todos los personajes amigos de Mickey, hizo un video bailando y hablando… Su entusiasmo nos ha ayudado a lograr que comiese más y probara nuevos alimentos. ¡Hemos utilizado esa ilusión que se ha generado para conseguir muchas cosas!”

El final de este bonito proceso en el que toda la familia se vio involucrada fue disfrutar de todos los personajes favoritos de Ian, incluido Mickey.

“Hemos vivido la magia de Disney juntos, nos hemos olvidado por unos días de los malos momentos y ahora tenemos más energía para seguir nuestro camino. Animamos a las familias a que puedan realizar la ilusión de su pequeño… aunque parezca mentira, se consigue.”

¡Muchas gracias a Ian y a sus papás, Alexia y Pablo, por demostrarnos el poder de la ilusión!

Niños como

Ian

y su familia han hecho posible lo imposible gracias a personas como tú, que quieren ayudar y creen en la fuerza de la ilusión.

Hazte socio hoy y cambia vidas.

Niños como

Ian

y su familia han hecho posible lo imposible gracias a personas como tú, que quieren ayudar y creen en la fuerza de la ilusión.

Hazte socio hoy y cambia vidas.

Una ilusión pieza a pieza

Una ilusión construída pieza a pieza

Lego se convierte en la gran ilusión de Sergio

Sergio, 8 años - Oncología

Sergio es un niño de 8 años muy deportista y alegre. Por complicaciones debido a su enfermedad, se quedó sin movilidad en las piernas. Se ha esforzado muchísimo para volver a caminar y se ha sometido a duras sesiones de rehabilitación para conseguirlo. Poco a poco, consiguió recuperar la movilidad de su cuerpo y, actualmente, ya puede correr y practicar los deportes que más le gustan.

A pesar de esto, el camino hasta su recuperación no fue fácil y así nos lo ha contado su madre:
“Sergio es un niño de 8 años que, a como todos los niños de su edad le encanta jugar con sus amigos y disfrutar de sus aficiones especialmente con la familia. Desde bien pequeñito ha disfrutado teniendo un balón en sus pies… Fue gracias a los partidos de fútbol con su equipo, que su papá Álex, se dio cuenta que cuando corría giraba su pie izquierdo. La insistencia de su padre para saber por qué Sergio giraba el pie al correr, hizo que su pediatra le detectara un tumor cerebral. Después de días de angustia, supimos que el tumor era benigno. A partir de aquí empezó otro camino duro: el de la incertidumbre. Sergio entró en quirófano y tuvo que pasar por un post operatorio durísimo. Sergio no entendía nada. Él nos decía llorando: “he entrado bien en el hospital y ahora no puedo andar”. Tuvo mucho dolor pero poco a poco fue recuperando movilidad. Tenemos muy presente y recordamos con emoción el día que Sergio por primera vez se puso de pie e intentó dar sus primeros pasos.”

Algo que ayudó a Sergio en el proceso de su enfermedad fue jugar a construir todo aquello que él imaginaba gracias a las piezas de Lego. Sergio nos enseñó vídeos de sus construcciones, ¡eran impresionantes! Él tenía claro que su ilusión era visitar un mundo hecho con estas piezas. A nuestro pequeño le costó mucho asimilar su enfermedad y, gracias al proceso de la ilusión, recuperó la sonrisa que le caracterizaba. A medida que su ilusión tomaba forma, su actitud cambiaba a mejor.
Como parte de sus deberes hizo un póster donde aparecían todas las cosas que más le gustan: su familia, Lego, Londres…

Tras el esfuerzo llegó la recompensa que Sergio y su familia no olvidarán: Legoland Windsor. Para la familia fueron unos días inolvidables donde pudieron dejar atrás los días en el hospital y volver a la normalidad. Visitaron muchos lugares del mundo en solo unos días… Nueva York, Hollywood, e incluso conocieron a Indiana Jones. Eso sí, ¡todo en miniatura! Tú puedes ayudar a construir ilusiones como la de Sergio. Hay muchas formas de hacerlo. Infórmate en nuestras Iniciativas Solidarias.

Niños como

Sergio

y su familia han hecho posible lo imposible gracias a personas como tú, que quieren ayudar y creen en la fuerza de la ilusión.

Hazte socio hoy y cambia vidas.

Niños como

Sergio

y su familia han hecho posible lo imposible gracias a personas como tú, que quieren ayudar y creen en la fuerza de la ilusión.

Hazte socio hoy y cambia vidas.

La princesa de los peces

La princesa de los peces

"Quiero dar besos de pescadito a los peces que conoceré en el Aquàrium".

Romina, 3 años, Hematología

Romina es una pequeña de 3 años, pizpireta, parlanchina y sonriente. Ella y su familia vivían en Ecuador y vinieron a Barcelona en agosto del año pasado por un trasplante. Tuvieron que alargar su estancia por complicaciones médicas y, mientras el papá de Romina volvió a su país, la pequeña “princesa del mar” y su madre se quedaron para seguir con el tratamiento de Romina. Romina descubrió su fascinación por los peces gracias a los dibujos que había en las paredes del hospital Sant Pau. Y cuando nos conocimos, nos dijo que quería “dar besos de pescadito a los peces que conoceré en el Aquàrium”.

Su ilusión era de lo más especial y tenía que combinar tres elementos: los peces, las princesas y el color rosa. Romina trabajó mucho para convencer a las princesas y a los amigos del Aquarium para que la ayudarán a hacerla realidad. Durante el camino hacia su ilusión, nos ha transmitido esa alegría que la caracteriza y siempre lo ha dado todo para hacer unos “deberes” perfectos que enamoraron a voluntarios y mecenas.

Niñas como

Romina

han hecho posible lo imposible gracias a personas como tú, que quieren ayudar y creen en la fuerza de la ilusión.

Hazte socio hoy y cambia vidas.

Y llegó el día en el que “la princesa de los peces” y su madre experimentaron el poder de la ilusión: Una limusina completamente rosa las recogió y las llevó de paseo por la ciudad de Barcelona. El trayecto finalizó en el Hotel Princess, donde un príncipe esperaba a Romina para coronarla como la “Princesa de los Peces”.

Cuando una buena princesa visita a sus pececitos, debe ir vestida para la ocasión. Es por esto que el príncipe de Romina le regaló un vestido de gala, de color rosa, y una corona. ¡Romina ya estaba preparada para conocer a sus amigos los peces!

Nuestra pequeña disfrutó de una mañana inolvidable en L’Aquàrium Barcelona colores e incluso algún tiburón.
Romina y su madre disfrutaron juntas de un día de princesas: “Lo ha disfrutado Romina… y yo también. Hemos dejado atrás todo lo del hospital, ha sido espectacular. Lo mejor.”

¡Gracias por contagiarnos vuestra sonrisa y dejarnos ser parte de la coronación de la Princesa de los Peces!

Niñas como

Romina

y su familia han hecho posible lo imposible gracias a personas como tú, que quieren ayudar y creen en la fuerza de la ilusión.

Hazte socio hoy y cambia vidas.

El abrazo de la ilusión

El abrazo de la ilusión

¿Quién es Chip? ¿Quién es Chop?

David, 10 años

 ¿Os imagináis un concurso de personajes Disney en el que se hicieran todas las preguntas acerca de Mickey y sus amigos? Si existiera, nosotros ya sabemos el ganador… se llama David, tiene diez años y nos ha dejado impresionados con todo lo que sabe acerca de sus personajes preferidos. ¡Si es capaz de distinguir a Chip de Chop! 

Niños como

David

y su familia han hecho posible lo imposible gracias a personas como tú, que quieren ayudar y creen en la fuerza de la ilusión.

Hazte socio hoy y cambia vidas.

  • Cuando le conocimos, en la habitación del hospital, nos asombramos al verla llena de imágenes de princesas y dibujos de Disney. David nos recibió allí, completamente ilusionado. Pese a que su enfermedad es crónica y, además de poner en peligro su vida, le afecta a nivel conductual y cognitivo, nos encontramos con un niño que tenía muchas ganas de contárnoslo todo acerca de lo que más le gusta…

    Cuando habla de su ilusión, de los personajes Disney, su madre nos confirma que está mucho más atento, concentrado, mejora su actitud y su carácter. Es un niño sonriente, que no para de hablar y contagia su alegría. De memoria y sin ayuda, nos recitó el nombre de cada uno de los siete enanitos y nos preguntó si podría ver algún día a Rapunzel y a Cenicienta, sus dos princesas preferidas. David y su familia trabajaron muchísimo para poder saludar a Bonachón, Gruñón, Sabiondo, Chip, Chop y, naturalmente, a Rapunzel y Cenicienta. Vivieron semanas de máxima emoción y el camino que les llevaba hacia su ilusión sirvió para que David se concentrase, gestionase mejor su frustración y, sobre todo, controlase esos enfados que, en ocasiones, tiene nuestro pequeño admirador de Rapunzel. 

    David preparó canciones, hizo muñecos de sus personajes preferidos y, con la ayuda de sus padres, hasta “fabricó” un reloj precioso, de madera y decorado con purpurina, que iba descontando, uno a uno, los días que faltaban para que su ilusión se hiciese realidad. Tras todo el trabajo, David pudo ver de cerca a sus personajes preferidos y abrazar a Mickey y las princesas.

Niños como

David

y su familia han hecho posible lo imposible gracias a personas como tú, que quieren ayudar y creen en la fuerza de la ilusión.

Hazte socio hoy y transforma vidas

¿Mi mejor amigo? ¡BOB ESPONJA!

¿Mi mejor amigo? ¡BOB ESPONJA!

¿Podríamos ir a “Fondo Bikini” a pasar unos días?

Oriol, 10 años

Esta es una de las preguntas que Oriol preparó para su personaje favorito: Bob EsponjaOriol tiene seis años, habla por los codos y pese a lo pequeñito que es tiene muy claro quién es su mejor amigo… ¡Bob Esponja! Ha sido su fiel compañero en el hospital, donde se ha visto obligado a pasar mucho tiempo por culpa de la enfermedad. Se sabe todas sus canciones, los secretos de “Fondo Bikini” el lugar mágico donde vive Bob… ¡Todo!

La Fundación Parques Reunidos, al conocer la ilusión de nuestro explorador submarino, se apuntó para ayudarnos a hacer realidad la visita de Oriol a Fondo de Bikini y con ellos nos aseguramos de que la experiencia de conocer a su amigo Bob sería todo lo que él estaba esperando… ¡y más!. 

Niños como

Oriol

han cumplido su sueño gracias a personas como tú, que quieren ayudar y creen en la fuerza de la ilusión.

Hazte socio hoy y cambia vidas.

  • Ahora, Oriol, poco a poco, solo quiere regresar a la normalidad: estar con sus padres y su hermano Adrià, ver a sus amigos e ir al colegio… Y para conseguirlo tiene que recuperar energía y volver a comerse el mundo con su sonrisa. La ilusión de ver a Bob le ha dado fuerzas y ha hecho disfrutar de nuevo a toda la familia. Han usado toda su imaginación, que es mucha, y Oriol ha hecho dibujos, le ha escrito una carta a Bob y, entre todos, participaron en una búsqueda muy original para encontrar a la esponja más famosa y conseguir la ilusión de su amigo más valiente…

    Como no, Bob Esponja, Patricio y compañía no han podido resistirse a este pequeño fan incondicional y le han abierto las puertas de la piña submarina. Al escuchar la ilusión de nuestro explorador submarino, “Oriol se ha sentido especial por el trato que ha recibido de todo el mundo. Ha sido extraordinario” nos dijeron sus padres. Oriol ha podido divertirse, de nuevo, como un niño y ha hecho un punto y seguido necesario para recuperar el día a día junto a su familia y sus amigos. 

    La historia de un pequeño campeón enamorado del mar, de la ciudad de “fondo bikini” y de un amigo amarillo y submarino: ¡Bob Esponja! 

Niños como

Oriol

y su familia han hecho posible lo imposible gracias a personas como tú, que quieren ayudar y creen en la fuerza de la ilusión.

Hazte socio hoy y cambia vidas.

Los mejores amigos de Mateo

Los mejores amigos​ de Mateo

Los elefantes nunca me dejan solo…

Mateo, 6 años - Hematología

“Los elefantes nunca me dejan solo…” nos dijo Mateo cuando le preguntamos por su enorme colección de elefantes. Tiene más de 100 de todos los colores, formas y tamaños. Y nos confesó que los quiere muchísimo a todos. Así que tenía muy clara su ilusión: conocerlos, por fin, en persona.

Mateo es un pequeño luchador, al que con pocos meses de vida le diagnosticaron una enfermedad oncológica. “Me llamo Mateo y tengo nueve meses. Puede que mi nombre no te diga nada, pero mi historia es la historia de muchos niños. Y todos necesitamos tu ayuda.” Así comenzaba la carta que los padres de Mateo escribieron en su nombre con el objetivo de conseguir donantes de médula para su pequeño. Tras años de tratamientos y esfuerzo, Mateo y su familia han ido superando juntos la enfermedad. Ahora solo querían disfrutar y hacer realidad la mayor ilusión de Mateo ¡conocer a los elefantes!

Niños como

Mateo

han cumplido su sueño gracias a personas como tú, que quieren ayudar y creen en la fuerza de la ilusión.

Hazte socio hoy y cambia vidas.

Los elefantes de Mateo son uno de los principales apoyos que le ayudaron a seguir adelante, tras el largo tratamiento al que se sometió. Para tener menos miedo en los momentos difíciles y aportarle la fuerza necesaria de cara a seguir luchando. El día en el que, por fin, hizo realidad su ilusión y vio de cerca a los elefantes, él y toda su familia estaban emocionados.

Desde el minuto cero, los encargados del Hotel Arts recibieron a Mateo como “El cuidador de elefantes”. Más tarde, en el Zoológico de Barcelona, el director y todo el personal se encargaron de atender a Mateo y sus familiares, responder sus preguntas y enseñarle todo sobre los animales a él y a su hermano Lucas. Mateo aprendió los hábitos y costumbres de sus mejores amigos, cuáles son sus comidas preferidas, cómo juegan… Además en el Aquarium de Barcelona también querían conocer a este pequeño amante de los animales y Mateo disfrutó descubriendo los secretos del fondo del mar. La alegría y la emoción reflejadas en su cara se contagiaron a todos aquellos que lo acompañaron durante su ilusión.

Toda la familia disfrutó de esta experiencia “bestial” y de la sonrisa de Mateo. ¡Gracias por compartir la fuerza de vuestra ilusión!

Niños como

Mateo

y su familia han hecho posible lo imposible gracias a personas como tú, que quieren ayudar y creen en la fuerza de la ilusión.

Hazte socio hoy y transforma vidas.