Un mensaje especial para Ángela

Un mensaje especial para Ángela...

de sus amigas las sirenas.

Ángela, 9 años - Hematología.

Las sirenas tienen algo mágico. Ángela sueña con ellas. Se pregunta cómo serán, qué comerán, si tienen móvil o Tablet, si tienen pintura de caras y cómo se hacen esos collares tan chulos… y también se pregunta ¿Por qué no os podemos ver?

Durante mucho tiempo Ángela ha estado preparando su encuentro con las sirenas. Ella nos decía que su ilusión era subirse en un barco irse mar adentro para poder verlas y hablar con ellas. Sabía lo difícil que iba a ser pero estaba dispuesta a TODO por conseguirlo. Escribió cartas, les envió a las sirenas mensajes, comió todo lo necesario y lo más importante, nunca perdió su enorme sonrisa.

El tratamiento era duro y muy pesado y la doctora nos avisó que tendría que pasar bastante tiempo hasta que Ángela pudiera subirse en un barco para ir a alta mar. En aquel momento, Ángela era una pelona preciosa con unos ojos gigantes que te miraban fijamente para decir que esperaría lo que hiciera falta por ver a sus amigas las sirenas. Durante el tiempo de espera, las sirenas quisieron compartir con ella un momento muy especial… en tierra. Aquí podréis leer la maravillosa experiencia que vivió. De eso hace ya casi un año y ahora Ángela es una preciosidad con el cabello ondulado y … ¡con la misma mirada de ojos grandes! Que nos dice ilusionada que sí, que su doctora ya le ha dicho que puede salir en barco.

Ha pasado mucho tiempo y la ilusión sigue viva como el primer día. El trabajo y el esfuerzo que han realizado ha conseguido crear un fuerte vínculo entre ella y las sirenas. Sabe que tiene una cita pendiente y es lo que le ha motivado todo este tiempo. La ilusión ha sido su motor. A pesar de los altibajos médicos, su vitalidad, su convencimiento y su ilusión por conocer a sus amigas las sirenas, le han servido para que tanto ella como su familia siguiera mirando al futuro con optimismo.

Las sirenas habían preparado un encuentro muy especial en alta mar. El equipo de Tarragona Blau del Museo Marítimo de Tarragona salía de puerto con la familia al encuentro de Suriel, la sirena encargada de transmitir un importante mensaje a Angela. Situada en la proa del barco mirando al mar no se podía creer lo que estaba viendo. Sí. Era Suriel que le estaba dando mensajes positivos y pidiéndole que siguera comiendo mucho y leyendo, pero sobre todo, que nunca nunca deje de creer en las sirenas. Y para que siempre estuvieran unidas, Suriel le lanzó el collar que llevaba puesto. Angela se despidió de Suriel acariciando el collar y sabiendo que esto había sido el comienzo.

Gracias a Tarragona Blau, al Museo Marítimo de Tarragona, a Sirenas Mediterranean  Academy, Museo Marítimo de Barcelona y a nuestra voluntaria Patricia por vuestro compromiso e ilusión.

Niñas como

y su familia han hecho posible lo imposible gracias a personas como tú, que quieren ayudar y creen en la fuerza de la ilusión.

Hazte socio hoy y cambia vidas.

Niñas como

Ángela

y su familia han hecho posible lo imposible gracias a personas como tú, que quieren ayudar y creen en la fuerza de la ilusión.

Hazte socio hoy y cambia vidas.

Una ratoncita muy especial

Una ratoncita muy especial...

con una sonrisa que nos cautivó desde el primer momento...

Alexandra, 3 años - Pediatría

Alexandra es una dulce luchadora que nos ha robado el corazón desde que conocimos a ella y a su maravillosa familia.

Alexandra tiene una enfermedad rara contra la que está luchando en varios hospitales, uno de ellos en Boston. Fue allí donde conocieron Make-A-Wish y al regresar a España su mamá se puso en contacto con nosotros para que Alexandra viviera una experiencia transformadora.

Es una niña dulce, cariñosa y valiente. Va a la escuela, le encanta jugar con sus amigas y los viernes no se pierde sus clases de baile.

Nos recibió con un gran abrazo y nos contó cuál era su gran ilusión: ¡Conocer a Minnie Mouse! Y es que a Alexandra le apasiona Minnie, es su mejor fan… Peluches, sábanas, pósters, ropa… ¡hasta las zapatillas son de Minnie!

No había otra: había que conseguir que Alexandra y Minnie se conocieran, y el primer paso era llamar la atención de la ratoncita. Así que Alexandra, junto a sus padres, formaron un gran equipo que no dejó de trabajar para conseguir captar la atención de Minnie, y lo hicieron uniéndola con su otro gran amor: el baile.

Ya os podéis imaginar cuando Minnie vio esa coreografía, ella en persona (bueno, en ratoncita) decidió mandarle una invitación urgente para poder conocerla cuanto antes. Una invitación a Disneyland París.

Durante todo el tiempo, Minnie fue la protagonista de sus conversaciones y de los sueños de Alexandra… hasta que por fin llegó el día. Alexandra y sus padres cruzaron las puertas de EuroDisney; y el abrazo entre Minnie y Alexandra quedará en sus recuerdos y en sus corazones para toda la vida. Porque cuando una ilusión se trabaja y por fin se alcanza, crea una huella imborrable en nuestros recuerdos.

 

Enhorabuena Alexandra y familia por vuestra fuerza, por vuestra alegría e ilusión. Alexandra ya tiene su huella en nosotros.

Gracias a Vueling, a Disneyland París, a María nuestra voluntaria y a todos los que cada día compartís el poder transformador de una ilusión y nos ayudáis a que sigamos haciendo realidad las ilusiones de muchas más ratoncitas.

Niñas como

Alexandra

y su familia han hecho posible lo imposible gracias a personas como tú, que quieren ayudar y creen en la fuerza de la ilusión.

Hazte socio hoy y cambia vidas.

Niñas como

Alexandra

y su familia han hecho posible lo imposible gracias a personas como tú, que quieren ayudar y creen en la fuerza de la ilusión.

Hazte socio hoy y cambia vidas.

Joel y su pasión por los cruceros

Joel y su pasión por los cruceros

Una ilusión llena de fuerza y superación.

Joel, 12 años - Hematología

 

Joel y su familia son unos auténticos valientes que llevan muchos años luchando. A los tres les encantan los cruceros. Al hospital siempre le acompaña una bolsa cargada de miniaturas que conoce a la perfección. Su pasión viene desde pequeño y desde entonces literalmente los ha “estudiado” todos. No le habléis de: “¡qué bonito es ese barco!”, él os contestará con las características técnicas, las rutas que hace, el número de pisos, de plazas, de servicios que lleva a bordo. Lo sabe todo y lo dice con una naturalidad que abruma.

Ir en un crucero es lo que le anima, le ilusiona y le hace tener fuerzas. Tanto a él como a sus padres. Ellos siempre han buscado la forma de que Joel disfrute de todo. Que viva con pasión auténtica y nunca, nunca renunciar a los sueños y mucho menos a aquello que nos ilusiona. Siempre que han podido, han compartido con su hijo su pasión por los barcos. No importaba si era pequeño, grande, crucero o turístico. Han hecho todo lo posible para ver a su hijo disfrutando de su pasión.

La condición médica de Joel no permitía que pudiera salir en un crucero, pero su médico sabe el impacto tan importante que tiene hacer realidad una ilusión, no sólo para el niño, también para la familia, y durante tiempo estuvo dando vueltas a cómo hacer posible que Joel viviera el mejor día de su vida. Era tal la ilusión que Joel le transmitía en cada visita con él que fue el propio médico que le propuso: “Joel, si no podemos ir de crucero unos días, podríamos visitar en puerto varios cruceros en varios días”. La mirada cómplice, la sonrisa de Joel dio por aprobada la ilusión e inmediatamente su médico nos compartió el momento que habían vivido.

La ilusión de Joel debía ser el mejor momento que habían vivido los tres juntos. Habían trabajado para conseguirlo y su ilusión, su fuerza y energía nos animaba y empujaba a alcanzar los imposibles

Y solo ha podido ser posible con la ayuda de Intercruisses  y NH Hoteles quienes han compartido con Joel y su familia su ilusión creando una experiencia que ha superado con creces todas las expectativas.

Varios días subiendo en varios grandes cruceros que estaban amarrados en el puerto de Barcelona, donde cada uno de los tripulantes de las diferentes compañías han derrochado cariño, admiración y mucha ilusión junto a ellos.  Prepararon cada momento para que fuera único, teniendo en cuenta todas la necesidades médicas y sanitarias para que pudiera trasladarse en silla de ruedas, llevara su oxígeno a bordo y su nutrición parenteral … todo para que Joel y su familia se sintieran especiales. Y es que han conocido a los capitanes de los cruceros, han dormido un día en uno de los cruceros atracados en puerto, han visitado el puesto de mandos, han… hecho posible lo imposible.

Olga, la mamá de Joel dejaba este mensaje en nuestras redes sociales: “Millones de gracias!! Aunque no existen palabras suficientes para agradecer estas ilusiones porque son vivencias, emociones y sentimientos que no tienen precio”.

Gracias a vosotros por las lecciones de vida, de superación y de ilusión que hemos compartido con vosotros. 

Niños como

Joel

y su familia han hecho posible lo imposible gracias a personas como tú, que quieren ayudar y creen en la fuerza de la ilusión.

Hazte socio hoy y cambia vidas.

Niños como

Joel

y su familia han hecho posible lo imposible gracias a personas como tú, que quieren ayudar y creen en la fuerza de la ilusión.

Hazte socio hoy y cambia vidas.

Cocinando ilusiones

Cocinando ilusiones

Una ilusión colectiva en el Hotel Barcelona Princess

Cuando la generosidad se une a la creatividad, surgen experiencias tan únicas y especiales como las que el pasado 27 de mayo vivimos de la mano del Hotel Barcelona Princess.

La colaboración del Hotel Barcelona Princess con Make-A-Wish Spain se inició hace más de un año y, en esta ocasión, querían superarse poniendo a nuestra disposición todo el hotel, incluidas sus cocinas, para crear una experiencia única que llenara de ilusión a pequeños y pequeñas luchadores y luchadoras. Poco tardamos en imaginarnos un concurso en sus cocinas protagonizado por varios niños y niñas junto a sus hermanos: ¡Bake A Wish estaba en marcha!

En colaboración con el Hospital Sant Joan de Déu, seleccionamos a nuestros pequeños aspirantes a cocinas: niños y niñas apasionados por las artes culinarias a los que sabíamos que esta experiencia les ayudaría a romper rutinas médicas disfrutando de una tarde entre cazuelas y fogones. Conocidos los participantes, un equipo de quince personas del hotel, encabezados por su chef Pedro Montolio, junto a Make-A-Wish Spain hilvanamos la experiencia que iban a vivir. Un trabajo en equipo que se ha materializado en la ilusión colectiva: Cocinando ilusiones.

La experiencia comenzó mucho antes de llegar al hotel…días antes del encuentro, el Chef Montolio retó a cada uno de los pequeños participantes a mostrar su interés y experiencia culinaria cocinando en casa un carrot cake mejor que el suyo, y enviarle un vídeo para que él mismo pudiera ver y evaluar su destreza en los fogones. Pequeños y familiares no dudaron en aceptar el desafío y pusieron manos en la masa para elaborar magníficas recetas que ¡superarían al mismísimo chef! Día tras día, seguimos los pasos de nuestros pequeños aspirantes a cocinas a través de vídeos que, en sus casas y ataviados con sus chaquetillas blancas, cocinaron con afán y diversión para mostrarle al chef Montolio su valía. Este, maravillado, invitó a los pequeños y a sus hermanos a cocinar ese mismo carrot cake en su cocina siguiendo las recetas que habían trabajado en casa. ¿De quién sería el mejor carrot cake? ¿Superarían los pequeños aspirantes al chef Montolio?

El lunes 27 de mayo, los aspirantes a cocinas llegaron al hotel Barcelona Princess dispuestos a mostrarle al chef Pedro Montolio quién era el mejor y… ¡sin duda lo hicieron! El hotel Barcelona Princess había dispuesto un lugar en la cocina para cada uno de los pequeños aspirantes y, junto a él, la ayuda de un cocinero profesional que sería su acompañante en el reto. Los niños entraron expectantes a cocinas, donde cada uno de ellos recibió una chaquetilla que el Barcelona Princess había preparado con su nombre bordado, y les asignó su espacio para el cocinado, ingredientes y ¡su pinche profesional!

Fotos de: Rafa y Mónica. La cámara azul

Las cocinas del Barcelona Princess se convirtieron, durante unas horas, en una explosión de risas y bromas, donde los pequeños cocineros fueron divertidos y arduos competidores del chef Montolio. Fue una jornada marcada por fogones, pero sobre todo el triunfo de la complicidad de todo un equipo y la ilusión in crescendo de los niños  en una tarde que, como dijo Hannan, de quince años, “no solo ha sido una sesión de cocina, sino sobre todo, una sesión de risoterapia”.

Cocinados los pasteles y, perfectamente decorados, todos los aspirantes pasaron a la sala donde sus familias los esperaban emocionados para conocer el veredicto del chef Pedro Montolio. Impacientes y orgullosos con sus elaboraciones, cada uno de los pequeños cocineros se sentaron esperando la puntuación de Montolio. Pero, para sorpresa de todos, el jurado fue la prestigiosa maestra pastelera y jurado de “Bake Off España”, Betina Montagne, quién con muchísimo cariño evaluó cada uno de los postres y compartió algún que otro secreto con los pequeños. Tampoco dudó en probar la elaboración del chef Montolio quien… ¡fue descalificado al momento! Una tarde mágica en que los alumnos habían superado al maestro.

Cocinando ilusiones ha sido una experiencia de emociones e ilusiones compartidas entre fogones y azúcar glas, en la que pequeños grandes campeones han tenido la oportunidad de vivir su ilusión junto a uno de los grandes, el chef Pedro Montolio.

¡Gracias a todo el equipo del hotel Barcelona Princess por su implicación y generosidad compartiendo la fuerza de la ilusión!

Niños y niñas como

Andrei, Daniel, Hannan, Noaman, Dídac y Judit

y sus familias han hecho posible lo imposible gracias a personas como tú, que quieren ayudar y creen en la fuerza de la ilusión.

Hazte socio hoy y cambia vidas.

Niños y niñas como

Andrei, Daniel, Hannan, Noaman, Dídac y Judit

y su familia han hecho posible lo imposible gracias a personas como tú, que quieren ayudar y creen en la fuerza de la ilusión.

Hazte socio hoy y cambia vidas.

Había una vez… una ilusión

Érase una vez...

La ilusión de Maria Luiza

Maria Luiza, 10 años - Cardiología

Érase una vez una princesa valiente:

María Luiza es una princesa de 10 años, tímida pero muy decidida y con una risa contagiosa. Desde que nació, ha sufrido varias operaciones debido a complicaciones con su corazón y, en la actualidad, sigue un control muy estricto, por lo que el hospital forma parte de su realidad cotidiana. Pero sus personajes favoritos han estado siempre cerca, para ayudarla en los momentos más complicados. Y es que María Luiza es una auténtica fan del universo de Walt Disney: lee todas las historias, no se pierde ninguna película y le encanta coleccionar todo aquello relacionado con los personajes Disney.

La gran ilusión de Maria Luiza era…

Cuando hablamos con ella y le nombramos la palabra “Disney” sonrió de oreja a oreja y se le iluminó la cara. En ese instante supimos que su ilusión no podía ser otra que “¡ir con su familia a Disneyland París!”.

Nuestra princesa se puso manos a la obra para trabajar en su ilusión y que Mickey y sus amigos la invitaran a Disneyland. A ella y a su hermano se les dan muy bien las manualidades y los dibujos. Su familia la ayudó mucho, en especial su hermano Matheus, que desde el primer momento compartió con ella una aventura que jamás olvidarían. 

Cuando le comunicamos a María Luiza que su ilusión estaba muy cerca y que pronto podría conocer a sus personajes favoritos, su reacción fue increíble: empezó a llorar de emoción y no podía parar de saltar de alegría. Algo que parecía tan lejos, ahora, estaba más cerca que nunca. Gracias a su esfuerzo y al de toda la familia, Maria Luiza consiguió conquistar al equipo de Smurfit Kappa, que sumaron fuerzas para que ella y su familia vivieran el poder transformador de la ilusión.

Esta aventura ha permitido a Maria Luiza y a su familia coger fuerzas para ver el futuro con más esperanza y seguir luchando. Disneyland es mágico, y más con la ilusión de Maria Luiza.

 

Niñas como

Maria Luiza

y su familia han hecho posible lo imposible gracias a personas como tú, que quieren ayudar y creen en la fuerza de la ilusión.

Hazte socio hoy y cambia vidas.

Niñas como

Maria Luiza

y su familia han hecho posible lo imposible gracias a personas como tú, que quieren ayudar y creen en la fuerza de la ilusión.

Hazte socio hoy y cambia vidas.

Álvaro y el tren de la ilusión

Álvaro y el tren de la ilusión

Un viaje al mundo mágico de Mickey Mouse

Álvaro, 7 años - Oncología

Quién es Álvaro:

Álvaro es un pequeño de siete años, bastante tímido y muy inquieto. Debido a su enfermedad, este campeón visita el hospital periódicamente pero sabe que tiene la compañía y el apoyo de su personaje favorito: Mickey Mouse. Mickey ha estado con él siempre y su gran ilusión era conocerle.

La ilusión nos ayuda a hacer cosas increíbles

Álvaro y toda su familia no han parado de trabajar y disfrutar juntos, haciendo unos deberes increíbles desde el primer instante en que supieron que era posible conocer a Mickey Mouse. Su madre Sandra nos contaba que Álvaro llenó la casa de dibujos para Mickey y que podías encontrártelos en los lugares más insospechados. Juntos llegaron a construir la maqueta de un tren que desde ese instante pasó a llamarse: el tren de la ilusión.

Un viaje que ha cambiado sus vidas

Hasta los desafíos más complicados se pueden lograr con esfuerzo y creatividad y Álvaro y su familia han trabajado mucho para vivir su gran ilusión. Para todos ha sido un reto que han  superado juntos. Era la primera vez que viajaban tan lejos y tenían muchas dudas. Pero la ilusión de Álvaro les ha dado fuerzas para superar cada uno de los obstáculos. 

Sin duda, Alvaro y su familia nos han demostrado que no hay imposibles si hay esfuerzo y trabajo. ¡Gracias de todo corazón por compartir vuestra ilusión con nosotros!

 

Niños como

Álvaro

y su familia han hecho posible lo imposible gracias a personas como tú, que quieren ayudar y creen en la fuerza de la ilusión.

Hazte socio hoy y cambia vidas.

Niños como

Álvaro

y su familia han hecho posible lo imposible gracias a personas como tú, que quieren ayudar y creen en la fuerza de la ilusión.

Hazte socio hoy y cambia vidas.

Fran y su “aventura” en familia

Fran y su aventura en familia

Un día de ilusión en Port Aventura

Fran, 7 años - Neurología

Fran es…

Un pequeño de siete años, muy tierno y que tiene un especial vínculo con su hermano mayor, Fernando, de nueve. A causa de su enfermedad, para Fran es un reto poder comunicarse y su familia nos contó que todos recordaban especialmente un viaje a Port Aventura, juntos, en el que vieron a Fran sonreír como nunca. “Cuando fuimos a Sésamo Aventura, una de sus atracciones preferidas era Tami Tami, ¡se le veía una cara de alegría cuando se montaba! Su mayor ilusión es ir a Port Aventura. ¿Podéis ayudarnos?”. Los padres de Fran y su hermano Fernando se pusieron “manos a la ilusión” y entre todos trabajaron en un vídeo en el que nos contaron lo importante qué era para ellos vivir juntos, otra vez, la ilusión de Fran en Port Aventura.

Una ilusión en familia
Para Fran y su familia, Port aventura era importante porque significa un mundo de ilusión, fantasía… la posibilidad de cambiar la rutina hospitalaria. Vivir la ilusión de Fran juntos, emocionarse, compartiendo unos momentos inolvidables en familia. Fran no ha podido disfrutar de muchos momentos con sus hermanos, no tantos como a todos les hubiera gustado. Por lo que los días en Por Aventura, juntos, los cinco (Fran, sus padres y sus hermanos Fernando y Paz) han sido unos momentos únicos de complicidad, sonrisas e ilusión que guardarán con ellos para siempre.
“Todo ha ido muy bien y nos lo hemos pasado genial, en especial Fran. Era como nos imaginábamos, ya que Fran ha disfrutado mucho con las montañas rusas para niños en Sésamo Aventura y Ferrari Land. Estaba muy emocionado y pedía más, y más. Os agradecemos un montón a todos, todo lo que habéis hecho para que podamos vivir esta ilusión en familia”.

Niños como

Fran

y su familia han hecho posible lo imposible gracias a personas como tú, que quieren ayudar y creen en la fuerza de la ilusión.

Hazte socio hoy y cambia vidas.

Niños como

Fran

y su familia han hecho posible lo imposible gracias a personas como tú, que quieren ayudar y creen en la fuerza de la ilusión.

Hazte socio hoy y cambia vidas.

Emy y su mejor amigo, Mickey Mouse

Emy y Mickey Mouse

Un encuentro entre amigos lleno de ilusión

Emy, 9 años - Neurología

¿Quién es Emy?
Emy es un niño muy expresivo. Tiene nueve años y, a causa de una enfermedad neurológica, perdió movilidad y se desplaza en silla de ruedas. La efusividad de Emy, cuando te habla de lo que le gusta,  logra transmitirte toda su energía y ternura.
Cuando lo vimos por primera vez, notamos su euforia en el instante en el que pronunció el nombre de su ratón preferido: Mickey Mouse. Emy se emociona muy rápido, es un niño muy cariñoso y emotivo y al hablar de Mickey y pensar que podía llegar a conocerlo… solo podía gritar y llorar de alegría al saber que podría vivir, junto a su familia, su gran ilusión.

Trabajando para conocer a Mickey…
Emy y su familia y su familia pusieron toda su energía y se unieron para iniciar el camino hacia su ilusión. Sus padres, Francisca y Emeka, y Nora, su hermana pequeña de cuatro años, que en un inicio no lograba comprender cómo Emy iba a conseguir “conocer a Mickey”, se unieron en un proyecto común. Gracias a todo el trabajo que hicieron juntos, Nora se sintió partícipe de la ilusión de Emy, también, y los hermanos se unieron más que nunca para conocer a Mickey Mouse.

La ilusión
Francisca, la madre de Emy, nos contó que estaban viviendo la ilusión juntos, y felices, y que todos habían podido compartir, otra vez, buenos momentos. Que tras los malos recuerdos había llegado la hora de disfrutar, y de crear un nuevo álbum de familia plagado de sonrisas y memorias felices.

Walt Disney decía que debes establecer tus metas tan pronto como puedas y dedicar toda tu energía y talento para alcanzarlas. Con suficientemente esfuerzo, lo lograrás. O encontrarás algo más gratificante de todas formas, no importa cuál sea el resultado… pero sabrás que lo has vivido. Como Emy y su familia, que se han unido y han trabajado para conocer a Mickey Mouse. ¡Gracias familia por compartir vuestra ilusión con Make-A-Wish!

Niños como

Emy

y su familia han hecho posible lo imposible gracias a personas como tú, que quieren ayudar y creen en la fuerza de la ilusión.

Hazte socio hoy y cambia vidas.

Niños como

Emy

y su familia han hecho posible lo imposible gracias a personas como tú, que quieren ayudar y creen en la fuerza de la ilusión.

Hazte socio hoy y cambia vidas.

Ethan y Ana de las tejas verdes

Ethan y Ana de las tejas verdes

una ilusión en el mundo de la escritora Lucy Maud Montgomery

Ethan, 10 años - Oftalmología

“Me siento especial pues estoy viviendo una ilusión muy especial con una persona muy especial. Ethan es un encanto, te enamora, te hace sentir mejor persona porque es lo que el irradia, lucha por vivir y vive todo con intensidad, sacando todo lo positivo tanto de lo bueno como de lo malo, para el todo tiene solución porque sus ojos son especiales, tiene otra visión de la vida.”

Fernando voluntario de Make-A-Wish Spain

Ethan es un campeón de diez años con una gran ilusión: “conocer a Ana de las tejas verdes” y visitar el pequeño pueblo que  se hizo famoso en las novelas de Lucy Maud Montgomery. A Ethan le encanta leer, se ha leído “El Principito” varias veces y asegura que hay que ver las cosas no solo con los ojos, sino con el corazón. De mayor quiere ser investigador pediátrico sobre la magnetoterapia para los ojos y ayudar a otros niños como él. Sabe que tendrá que estudiar mucho para conseguirlo, tanto como se ha esforzado para vivir su ilusión junto a su madre, Sandra, y Surai, su madrina. Juntos disfrutaron del mundo de Anne, y Sandra nos resumió esos días en una carta llena de recuerdos inolvidables:

CARTA DE SANDRA, MADRE DE ETHAN

“¡Hoy visitaremos el “Anne of Green Gables Museum”! y no solo eso. Allá nos espera Pam, familiar de la autora, la mismísima Lucy Maud Montgomery, para mostrarnos las maravillas que se esconden en su curioso museo. Allá es fácil soñar, dejarse trasportar por la magia que evocan los muebles de época, las lamparitas de candil, las pequeñas camitas con sus doseles… es fácil imaginar a la escritora deambulando por estos pasillos, caminando sobre la madera, escuchando silbar al viento en los árboles, asomándose por una ventana mientras el sol de la tarde hace brillar la “laguna de las agudas relucientes”. Ethan está tan entusiasmado que se llevaría absolutamente de aquí. Yo, simplemente, viviría aquí”.

ANNE OF GREEN GABLES, THE MUSICAL

¿Qué explicar de este maravilloso espectáculo de magia, música y color? No sólo pudimos ver un espectáculo sin igual, sino que lo vivimos, lloramos y reímos con los personajes. Lo disfrutamos plenamente. Ethan está nervioso al finalizar el espectáculo. Sabe que algo más le aguarda. Una mujer que trabaja en el teatro viene a buscarnos. Mi hijo, visiblemente nervioso, se pone en pie de un brinco y los tres seguimos a la señora… entre bambalinas. Quizá este (sólo quizá), sea el momento más emocionante de todos los vividos desde que llegamos; aquí, en el escenario, están todos y cada uno de los personajes que conforman este espectáculo. Ethan está tan nervioso que apenas puede caminar, tiembla mientras le acompaño y le voy señalando a todas estas maravillosas personas. Surai no cesa de llorar de pura emoción. Ethan apenas balbucea unas palabras en inglés. “Gilbert” le pregunta muchas cosas y mi precioso hijo sonríe mientras vuelve a sentirse seguro. Ahora es “Anne” quien lo toma entre sus brazos y ambos se funden en un amoroso abrazo… palabras, gestos, risas, miradas llenas de amor y de ternura que jamás olvidaremos… gracias, gracias, gracias a todos los actores y actrices que regalaron su sonrisa y su tiempo a mi hijo, gracias por los abrazos, el cariño y la ternura que derrocharon hacia Ethan”.

Niños como

Ethan

y su familia han hecho posible lo imposible gracias a personas como tú, que quieren ayudar y creen en la fuerza de la ilusión.

Hazte socio hoy y cambia vidas.

Niños como

Ethan

y su familia han hecho posible lo imposible gracias a personas como tú, que quieren ayudar y creen en la fuerza de la ilusión.

Hazte socio hoy y cambia vidas.

La sonrisa más especial

La sonrisa más especial

Quim nos demostró su pasión por sus amigos marinos

Quim, 4 años - Crónicos

Quim tiene 4 años y ha estado en el hospital desde que nació. A causa de su enfermedad, Quim se comunica gracias a las señas y a las carcajadas que tanto le caracterizan. Su madre, Esther, nos cuenta como ha sido su día a día desde que nació Quim y como, gracias a la ilusión, ha podido ver más allá de su rutina.

“Con la llegada de Quim emprendimos un camino lleno de turbulencias donde empezamos a descubrir un mundo muy diferente al que habíamos soñado. Así mismo, fuimos olvidando nuestro camino, nuestros sueños… lo que antes eran proyectos, hoy es subsistencia y lucha. Aun así, nos unimos fuertemente de las manos y luchamos por un amor incondicional hacia el niño más valiente que jamás habíamos conocido.

Este invierno unas almas preciosas con carpetas de Make-A-Wish, nos vinieron a visitar al hospital y tuve que tragar millones de lágrimas por no poder creer que algo así nos podía pasar… Muchísima gente unida, trabajando codo con codo, por ver sonreír a Quim.

Mediante la observación de sus sonrisas, pudimos descubrir qué es lo que realmente le hace feliz. A Quim le gusta mucho sumergirse en el agua y los límites de su enfermedad desaparecen cuando nada… ¡Su ilusión no podía ser otra que estar debajo del agua! El pequeño y su familia viajaron hasta Tenerife para visitar Loro Parque y conocer a todos los animales marinos.

 Make-A-Wish Spain no solo va a cumplir la ilusión de mi hijo, sino que va a marcar un antes y un después en nuestras vidas: entender que sí se puede, que la vida puede ser muy bonita sin que tu sola la pintes de colores cada día, que las sonrisas ya no son una prenda de ropa que te pones cada mañana para armarte de valor y coraje, sino que hay personas maravillosas que caminan junto a nosotros por hacer que la vida sea más bella…

Muchas gracias Quim por mostrarnos siempre tu mejor sonrisa y por enseñarnos que la felicidad se puede expresar de muchísimas maneras.

 

Niños como

Quim

y su familia han hecho posible lo imposible gracias a personas como tú, que quieren ayudar y creen en la fuerza de la ilusión.

Hazte socio hoy y cambia vidas.

Niños como

Quim

y su familia han hecho posible lo imposible gracias a personas como tú, que quieren ayudar y creen en la fuerza de la ilusión.

Hazte socio hoy y cambia vidas.