Betsy y Minnie

La ilusión de Betsy y su "ratón" preferido

Betsy, 3 años

Betsy es una princesita de 3 años que, desde un primer momento, nos explicó su gran amor por Mickey y Minnie, a quien ella ha bautizado como “Mimi”. Y es que les tiene un cariño muy especial: llena de besos y abrazos a sus peluches y se emociona muchísimo cuando los ve en televisión. La ilusión de Betsy era viajar a Disneyland y así poder conocer a sus personajes favoritos.

Niñas como

Betsy

y su familia han hecho posible lo imposible gracias a personas como tú, que quieren ayudar y creen en la fuerza de la ilusión.

Hazte socio hoy y cambia vidas.

Joan, de nueve años, hermanito de Betsy, la ayudó a hacer todos sus deberes y también nos explicó cómo vivió la enfermedad de su hermana: “Hola Mickey y Minnie, os voy a contar la historia de una princesa guerrera. El día 10 de agosto de 2014 nacía la princesa más hermosa, una niña tan bonita, tan frágil y tan pequeña… la llamamos Betsy Sofía. Todo era alegría y felicidad en nuestra casa hasta que a los cinco meses la princesa se puso malita y la llevaron al hospital. Yo estaba en el cole y cuando regresé mi hermanita no estaba en casa. No entendía nada, no me dejaban verla y solo veía a papá y mamá llorar. Yo la echaba mucho de menos. Después de dos meses y medio en la UCI nadie podía creer que nuestra princesa sería tan fuerte y saldría de ese lugar y que nos enseñaría tantas cosas: no darse por vencido, luchar y disfrutar de la vida. Hoy en día la princesa tiene tres años y está siendo sometida a un ensayo clínico para ver si más niñitos que tienen su enfermedad pueden llevar una vida normal: saltar, correr, jugar, sin cansarse hasta que llegue la cura. Betsy es muy traviesa y juguetona, está empezando a hablar, le gusta mucho la música y le encanta ver la casa de Mickey Mouse, tanto a Mickey como a Minnie”.

Betsy y su familia se pusieron rápidamente manos a la obra y nos prepararon un “photocall” con Mickey, Minnie y muchas estrellas. Trabajaron juntos, Joan y Betsy los primeros, y después de tanto esfuerzo, disfrutaron de unos días mágicos en Disneyland, donde la pequeña hizo realidad su ilusión de conocer a Mickey y a Minnie. Además, pudieron subirse a todas las atracciones y vieron a todos los príncipes y princesas.

A la vuelta del viaje, su madre nos resumió así la experiencia: “Nos lo pasamos súper bien, ver la cara de felicidad de los niños no tiene precio. Mil gracias por hacer posible cumplir esta ilusión”.

Niñas como

Betsy

y su familia han hecho posible lo imposible gracias a personas como tú, que quieren ayudar y creen en la fuerza de la ilusión.

Hazte socio hoy y cambia vidas.