Reencuentro con Ronaldo Nazario 15 años después

Cuando Juan Alberto Duaso nació, la acondroplasia amenazaba su normal desarrollo. Juan Alberto creció entre médicos y operaciones y con la mirada fija en la televisión y en los partidos del Real Madrid. Ronaldo Nazario era su ídolo y Juan Alberto, gracias a su esfuerzo y con la colaboración de Make-A-Wish Spain y la Fundación Real Madrid, logró, en febrero del año 2003, con 11 años, cumplir la ilusión de conocer al campeón brasileño en las instalaciones del Real Madrid.

15 años después, el reencuentro de Ronaldo Nazario con Juan Alberto, una vez superados los problemas de salud que lo aquejaban, es el claro reflejo de cómo la ilusión es un motor para la motivación de los menores con enfermedades graves. En palabras de la presidenta de Make-A-Wish Spain, Tannia Rausellnuestros niños y sus familias recorren un camino muy difícil hasta que llegan aquí y conocen a los campeones que les inspiran para seguir luchando. Y ese camino lo hacen gracias a un motor vital: la ilusión. La ilusión que les hace estar cerca de vosotros tiene un inmenso poder transformador en sus vidas”. Por su parte, Ronaldo Nazario, hoy embajador del Real Madrid C. F. destacó que “me alegra mucho volver a ver a Juan Alberto y pensar en la responsabilidad que tenemos los jugadores profesionales hacia los niños que más sufren porque les transmitimos ilusión para el esfuerzo y la motivación”.

Imagen RM

Durante estos 15 años de colaboración entre Make-A-Wish Spain y la Fundación Real Madrid, cerca de 150 niños y niñas han podido cumplir su ilusión de conocer a un jugador, vivir la experiencia de asistir a un partido oficial o acudir al Tour Bernabéu del Estadio. La Fundación Real Madrid desarrolla diversas líneas de atención a menores enfermos tanto dentro como fuera de los hospitales. La ilusión es una forma de generar resiliencia y esperanza en estos pequeños que se enfrentan a una enfermedad grave y aportarles esperanza, fuerza y alegría.


Comentar


No hay comentarios