Conoce a nuestros creadores de ilusión: Iván

Iván...

Se define como apasionado y "pensante". No soporta la superficialidad y se mueve a todas partes en bicicleta. Adora ayudar a los demás y compartir el tiempo con el prójimo. “Creo que, cuando uno ayuda a los demás, se da cuenta de que lo que parecían problemas son cosas insignificantes”.

  • ¿Cómo nos conociste?

Mi primera experiencia fue en Argentina, mi país. Conocí a Make-A-Wish Argentina en uno de sus eventos, en el hotel en el que trabajaba. La voluntaria más antigua, Chine, vio algo en mí, y me invitó a ser parte de la fundación, en el año 2008. Hoy es una amiga y somos dos voluntarios de "toda la vida" en Argentina.

  • ¿Qué haces en Make-A-Wish?

En MAW Argentina soy voluntario en eventos y "cumplidor" de ilusiones. Visitamos a los niños en los hospitales, y nuestra función es hacer "magia" en cada encuentro, hasta llegar a hacer realidad la ilusión.

  • ¿Qué le dirías a alguien que quiere hacerse voluntario?

Que done su tiempo, que detrás de esta fundación hay muchas personas apasionadas en hacer lo que hacen, que cambiamos la vida de estos chicos y sus familias, que le entregamos un poquito de esperanza en ese momento tan duro que están pasando.

  • ¿Qué has aprendido?

Que mis problemas son ínfimos al lado de los de otros, que debemos ser agradecidos y valorar todo lo bueno que tenemos cada día, que ayudar hace bien a uno mismo y a los demás, y que tendremos un mundo más equitativo si compartimos tiempo con los que están pasando situaciones difíciles.

  • ¿Qué te ha aportado Make-A-Wish?

Amor al corazón, humanidad y valentía. El poder del trabajo en equipo. Entender que hay otro mundo aparte de mi mundo, me ha enseñado a ser fuerte, compasivo y amoroso.

  • ¿Recuerdas alguna ilusión en especial?

La ilusión de Miguel, que soñaba con poder sentir la adrenalina de viajar en un Ferrari o un Lamborghini. La realizamos en una semana y fue algo MÁGICO, vibramos con buena energía y todo se dio como se tenía que dar. Ayuda de la sociedad, felicidad a la familia, algo que nunca voy a olvidar. Magia, magia, ¡magia!


Comentar


No hay comentarios