Desde el año 2001, Iberia ha puesto alas a las ilusiones de nuestros niños y sus familias haciéndoles sentir únicos y especiales. Un recibimiento extraordinario nada más llegar al aeropuerto de mano de las "chaquetas rojas", una conversación cómplice con los niños para demostrarles que conocen todo lo que han trabajado por su ilusión y una excepcional visita a la cabina del avión son algunos ejemplos de lo que nuestros niños viven junto a todo el equipo de Iberia, haciéndoles sentir que están empezando a vivir el día más feliz de sus vidas.

Gracias Iberia por vuestro compromiso, solidaridad y generosidad con las ilusiones infantiles.

Gracias por compartir la fuerza transformadora de la ilusión.