Desde que conocimos a Miguel sabemos, de primera mano, cómo es un “dandy” encantador. Le encantan el boxeo, los barcos, los coches y las cosas buenas de la vida. Está siempre a la moda, es presumido y es un experto en ordenadores. ¿Y lo que más le apasiona? Los autos Ferrari & Lamborghini porque nos contó que, con tan solo escuchar el sonido del motor, reconoce hasta el sonido de la marca. “Piel de gallina” es su expresión para decirnos lo que siente cuando ve sus coches preferidos en la calle o en la televisión.

Para Miguel ha sido muy difícil aceptar y hablar claro de su enfermedad. Su madre nos contó que se ha enfrentado a ella como un valiente y ha preferido mirar solo hacia delante, centrándose en los sueños que algún día podría cumplir. Sus ojos brillan cuando habla de Ferrari & Lamborghini y todo lo malo queda atrás, a la velocidad de uno de sus coches favoritos. Desde pequeño sigue todos sus diseños, colores, motores… y su gran ilusión era sentir la experiencia de subir y pasear un día en uno de ellos. Tres, dos, uno… la ilusión de miguel se puso en marcha y así es cómo nos la resume su madre, Maribel.

  • Cómo imaginabais la ilusión de Miguel… y cómo ha sido finalmente disfrutarla todos juntos.

Pensábamos que podríamos ver algún coche, pero lo que no imaginábamos era que al final se hiciese realidad su ilusión: ¡poder montarse en un Lamborghini! Fue una pasada montarse en esos coches. La sensación de velocidad y el ruido de los motores. Era pura adrenalina. Miguel estaba en una nube, ¡ni hablaba! Solo estaba con el móvil para no perder detalle de los coches, ¡aunque dudo que pueda olvidarse esta experiencia! No podíamos esconder las caras de felicidad que teníamos,  ya se apreciaba que estábamos súper contentos y a gusto. En todo momento se portaron súper bien con nosotros, estábamos encantados.

  • Ahora cerrad los ojos. Cómo era Miguel antes y cómo es ahora. Qué habéis sacado de toda esta experiencia.

Miguel siempre ha sido un chico abierto y simpático. Cuando nos dieron la mala  noticia de lo que tenía, fue un día que nunca olvidaremos porque para nada esperas que a tu hijo le pase un cosa así, porque no se lo merece, un chico deportista, alegre, estudiante... Fue muy duro asumir por todo lo que tenía que pasar siendo tan joven. Pero quien nos ayudó en todo momento fue él. Era una piedra que le habían puesto en su camino y él tenía que superarlo. Y así lo hizo. En ningún momento perdió su sonrisa, todos los médicos le decían que lo estaba superando muy bien, que era un encanto de niño, daba gozo entrar en su habitación.

  • Cómo os ha ayudado trabajar juntos por hacer realidad la ilusión de Miguel, qué ha significado para vosotros hacerla realidad.

Para hacer el vídeo estábamos un poco nerviosos, porque eso de ponerte delante de una cámara y hablar no se nos daba muy bien. La verdad nos reímos mucho ese día, porque no sabíamos que decir y parecíamos niños pequeños. Pero todo el trabajo valió la pena, porque tanto la cara de felicidad de Miguel como las nuestras eran una pasada. Han sido nuestras pequeñas vacaciones llenas de ilusión. Como ya dije, el día de la mala noticia es un día que nunca se nos olvidará, pero el día que nos hicisteis pasar gracias a vosotros y Drive Me, ese nunca se nos olvidará. Es un gran recuerdo que siempre guardaremos con nosotros.

 

Ayúdanos a hacer 
realidad las ilusiones de
niños enfermos.

 HAZ UN DONATIVO


Deja tu mensaje:


Subir vĂ­deo
Subir vĂ­deoCambiar

No hay comentarios