Laura solo tiene nueve años pero ya tiene muy claro que piensa trabajar mucho. ¡Incluso está dispuesta a llegar a las nubes si hace falta, para cumplir su ilusión! Está esperando una operación que puede ayudarla a superar su enfermedad. Pero aunque se enfrenta a obstáculos gigantes para una niña tan pequeña, ella no pierde su sonrisa cuando nos cuenta lo que le gusta, habla por los codos y nos confirma que le apasiona una cosa por encima de todo lo demás…

“Llegaré hasta las nubes para cumplir mi ilusión: conocer a la princesa Elsa”.

Laura va vestida toda de azul, como su princesa preferida: Elsa. Adora esta película, la ha visto muchísimas veces y se sabe de memoria las canciones. También le gusta Abraham Mateo, “porque es andaluz, como su abuela”. E incluso las lentejas con arroz que hace su madre y que seguro le dan mucha energía para hacer todo aquello que más le divierte aunque la enfermedad se lo ponga difícil. Va a esforzarse muchísimo con tal de conocer a Elsa y vivir con ella una aventura en el mundo de fantasía de Frozen. Porque como nos cuenta Rocío, la mamá de Laura, nuestra pequeña valiente solo sueña con ella...

"Desde que vio la película de Frozen, Laura ya solo quería parecerse a ella. Laura es fuerte y dura como el hielo, en eso se parece a Elsa pero tiene un corazón con tanto amor que enseguida se hace querer, es imposible no darse cuenta de la princesa que hay en ella. Su traje, su pelo... hasta cambió su color favorito al azul. Todo por parecerse a ella".

Para hacer realidad su ilusión y convencer a Elsa, Laura nos prometió unos deberes preciosos. La verdad es que la primera vez que nos trajo parte del trabajo que estaba haciendo nos impresionó con su habilidad para la plastilina y con algunos dibujos que seguro encantarían a Olaf... 

Además Laura nos envió este vídeo, para que la conozcamos un poquito mejor...

Pero no solo ha trabajado ella. ¡Toda la familia formó equipo para conseguir que Laura conociese a la reina de hielo! La mamá se puso manos a la obra (a la cocina en este caso) y preparó unas magdalenas que, según nos confesó, está convencida de que la próxima vez le saldrán mejor. La familia también construyó un trineo para Elsa. ¿Y Laura? Nos sorprendió con una carta a la que le dio muchas vueltas, porque claro, ¡no todos los días se escribe una carta para conocer a una princesa! 

La carta de Laura...

Carta

Las magdalenas de mamá...

Magdalenas

 ¡Y el trineo que estamos seguros de que si, nos descuidamos, se pone a volar!

Trineo

¡Ni siquiera durante Navidades dejaron de trabajar! Como el trineo les había quedado precioso decidieron no dejarlo solo... y hacer unas figuras de plastilina para adornarlo. Se lo pasaron genial, entre turrones, risas y plastilina. Álvaro, el hermano mayor, también había prometido aportar su grano de arena para que Laura consiguiese hacer realidad su ilusión en el país de la fantasía y realizó un graffiti muy especial para encandilar a Olaf y todos los personajes que tanto le gustan  a su hermana. Y, naturalmente, Laura también tenía un compromiso que cumplir... prometió "mimar" a su hermano. Le preparó meriendas, desayunos, le escribió cartas e incluso cantaron villancicos juntos. ¡Así de enorme es el poder de la ilusión!

DeberesFrozen

Trabajando juntos e imaginando lo mucho que disfrutarían haciendo realidad la ilusión de Laura, la familia ha vivido unos días increíbles. Rocío, la mamá, nos dijo que Laura, desde siempre, ha convivido con su enfermedad, pero que durante todo este tiempo, no ha habido un solo día en el que no la haya visto sonreír. En esta felicidad han tenido mucho que ver, también, todos los colegios que han apoyado esta ilusión tan especial: (Wisdom School Madrid, Colegio Base, International School of Madrid, Los Olmos, Colegio Nuestra Señora del RecuerdoKing's College La Moraleja, Colegio El Salvador). Laura ha estado recibiendo el apoyo y el cariño de muchos otros niños que, a través de las estrellas de la ilusión, han querido enviarle mensajes de cariño y dibujos relacionados como no con... ¡Frozen!

Laura Coles

Con este gran trabajo en equipo, de toda la familia, con el apoyo y los mensajes de los que habéis compartido la historia de nuestra pequeña princesa "azul", Laura ha podido hacer realidad su ilusión. Ella misma nos ha explicado que, semanas antes, casi no podía dormir de lo emocionada que estaba. ¡Iba a conocer a las princesas, por fin, a Elsa!

El pasado sábado, día que puso rumbo a su ilusión, todos estaban tan emocionados como Laura, al verla feliz. Rocío, su madre, nos dijo que ha estado enferma desde que nació y que, si algo bueno le habían traído todos los momentos duros por los que habían pasado, era ahora "conocer a tanta gente que nos ha ayudado en el camino de hacer realidad su ilusión". Solo podía dar gracias por conseguir que su niña "no hubiera borrado la sonrisa desde que hace meses empezó a trabajar en su ilusión". Una sonrisa que nos enviaron "directa" desde el mundo de la fantasía:

 Laura_frozen

¡Muchas gracias a vosotros por compartir el poder y la energía de la ilusión!

Ayúdanos a hacer 
realidad las ilusiones de
niños enfermos.

 HAZ UN DONATIVO


Deja tu mensaje:


Subir vĂ­deo
Subir vĂ­deoCambiar

No hay comentarios